¡Dormir! … ¡Tal vez soñar!

Un ejemplo de que la neuroeducación es real y puede ser verdaderamente útil son los estudios sobre el sueño que han estudiado las necesidades de dormir de jóvenes y adolescentes, los cambios que experimentan en el cronotipo con la edad y que han llegado al planteamiento de retrasar la hora de inicio de las clases Leer más “¡Dormir! … ¡Tal vez soñar!”

¿Es la Neuroeducación un concepto hueco?

Hay gente que critica la existencia de la Neuroeducación y la califica de «concepto hueco» y también dice que es «un bluf, un globo, la nada». ¿Qué criterios podríamos usar para ver si una disciplina, la que fuera pero la neuroeducación en este caso, es una realidad prometedora y emergente —mi opinión— Leer más “¿Es la Neuroeducación un concepto hueco?”

La mente del bebé

Durante décadas, quizá siglos, hemos pensado que un bebé era un ser indefenso e inútil, una criatura entrañable incapaz de hacer las cosas más elementales: no se centraban en nada, no planificaban ni recordaban y eran incapaces de expresar de una manera comprensible sus necesidades y sus problemas. Algunos filósofos Leer más “La mente del bebé”

El mito del azúcar y la hiperactividad

Muchos padres lo afirman con vehemencia: cuando su hijo toma refrescos azucarados y come muchas chucherías, entra en una espiral de mal comportamiento y actividad desenfrenada que les deja a todos enfadados y exhaustos. Sin embargo, cuando aplicamos esa herramienta que llamamos ciencia Leer más “El mito del azúcar y la hiperactividad”