Cajal, estudiante

cajal_fincarrera_255El principal maestro de Santiago en su primera infancia fue su padre. Aunque el niño asistía a la escuela rural, él fue quien, mientras residían en Valpalmas (1856-1860) le enseñó a leer y a escribir, le inició en la aritmética y la geografía e incluso le dio las primeras lecciones de francés. Durante toda su vida, Cajal asoció el idioma galo a una oscura cueva, refugio de pastores, donde su padre le daba las clases «para concentrarnos en la labor y evitar visitas e interrupciones».  Leer más “Cajal, estudiante”

Cajal, militar

militar-cabezaLa llamada ley Castelar decretó, atendiendo a la delicada situación de España con tres conflictos armados simultáneos: la tercera guerra carlista, la sublevación cantonal y la Guerra de los Diez Años en Cuba, que todo joven español sano tenía que cumplir el servicio militar obligatorio. Cajal no fue una excepción. En 1883 con 21 años y la carrera de medicina recién acabada se vio «haciendo vida de cuartel, comiendo rancho y realizando los ejercicios... ». Leer más “Cajal, militar”

Cajal, esposo

cajal09Santiago Ramón y su futura esposa, Silveria Fañanás García, se conocían de vista desde niños, de cuando él estudiaba el bachillerato en el Instituto de Huesca. Sin embargo, su fama de estar siempre metido en líos, peleas a pedradas, barrabasadas e incluso problemas con la autoridad que le tuvo, con la anuencia de su padre, tres días en el calabozo hicieran que no fuera una compañía muy recomendable. Leer más “Cajal, esposo”

Cajal, tertuliano

cafe1«El café –escribió don Benito Pérez Galdós-  es como una gran feria en la cual se cambian infinitos productos del pensamiento humano. La mitad por lo menos de la historia española del último siglo se ha fabricado en los divanes de los cafés. Quitadles los divanes de los cafés al siglo XIX y ese siglo pasará a ser ininteligible». Cajal fue un enorme aficionado, toda su vida, a las tertulias, a esas reuniones de amigos —la peña— que dispuestos en torno a una mesa y unas tazas de líquido humeante hablaban de arte, de ciencia, de política, de lo que fuera, en condiciones ideales con amenidad y buen gusto. Leer más “Cajal, tertuliano”

Cajal, profesor

DSCN9005A pesar de haber conseguido más logros que ninguno, Cajal se denominaba a sí mismo «el más humilde de los profesores de España». No era falsa modestia, abominaba de los numerosos homenajes que tuvo en vida y lo único que pedía era que no le robaran el tiempo que necesitaba para seguir trabajando. La humildad era realmente una de sus virtudes. Leer más “Cajal, profesor”

Cajal, microbiólogo

Que-son-las--redLa Europa de Cajal ve nacer, a una velocidad explosiva, una nueva ciencia: la Microbiología. Los trabajos de Louis Pasteur en Francia y de Robert Koch en Alemania han abierto un mundo inexplorado, un camino prometedor que abre posibilidades inéditas en la prevención, seguimiento y curación de algunas de las enfermedades más temibles y más frecuentes: la tuberculosis, la rabia, el cólera, el sarampión, la difteria… Leer más “Cajal, microbiólogo”