Cajal, masón

3lucesLa masonería, en su versión moderna, nació en Gran Bretaña en el siglo XVIII con el establecimiento en 1717 de la Gran Logia de Inglaterra y pronto se entendió por los demás países europeos y sus colonias. En España, el desarrollo de las asociaciones masónicas fue menor, entre otros motivos por la activa persecución realizada por la Inquisición y por las dictaduras, que acusaban a los masones de pertenecer a diferentes religiones, de conspirar contra los soberanos y de «profesar la libertad». Leer más “Cajal, masón”

Cajal, patriota

Santiago_Ramon_y_Cajal_Historia_Espa_aUna de las características fundamentales de la vida y obra de Santiago Ramón y Cajal, perfectamente compatible con la universalidad de sus descubrimientos científicos y con su reconocimiento internacional como un gran investigador, es su profundo patriotismo. Él mismo lo dice en el siguiente párrafo:

Se ha dicho que la ciencia no tiene patria, y esto es absolutamente exacto, más como contestaba Pasteur en ocasión solemne, los sabios sí que la tienen. El conquistador de la Naturaleza no solamente pertenece a la Humanidad, sino a una raza que se envanece con sus talentos, a una nación que se honra con sus triunfos y a una región que le considera como el fruto selecto de su terruño.
Leer más “Cajal, patriota”

Cajal, niño

port-cajal-redCuando a Santiago Ramón y Cajal le propusieron escribir un libro sobre su infancia, con el objetivo de usarlo para instruir a los niños, él contestó que esa etapa de su vida «no era nada educadora». No le faltaba razón o quizá sí. Fue todo lo contrario a lo que se consideraba un niño modelo, a lo que se demandaba de un muchacho en su época o en la nuestra: que fuera disciplinado, estudioso, dócil, aplicado, respetuoso… Leer más “Cajal, niño”

Cajal, antinacionalista

Santiago.Ramón.y.Caja-redEs posible que la filiación emocional y patriótica de Cajal estuviera marcada por su nacimiento en Petilla de Aragón. Esta pequeña localidad está enclavada en territorio de la provincia de Zaragoza, pero es un enclave dependiente administrativamente de Navarra como resultado de su cesión a este reino a comienzos del siglo XIII. Leer más “Cajal, antinacionalista”

El charro desconocido

DOMINGO2Domingo Sánchez y Sánchez (1860-1947) era salmantino y fue el principal colaborador de Cajal en el estudio de la estructura microscópica del sistema nervioso de los invertebrados. Nació el 1 de noviembre de 1860 en Fuenteguinaldo, un pueblo cerca de la frontera con Portugal. Era hijo de unos agricultores modestos así que tuvo que combinar la escuela con las tareas agrícolas y el pastoreo. Eso hizo que iniciara la secundaria con más años de lo normal pero parece que fue un magnífico estudiante y que con la guía del párroco de su pueblo, José Rodero, terminó el bachillerato en el Instituto de Ávila con nota media de sobresaliente y ganando la mención de honor. Leer más “El charro desconocido”

Cajal, regeneracionista

cajalCuando llegan a España las noticias de los desastres de Cavite y Santiago de Cuba, Ramón y Cajal se encontraba veraneando en el pueblo madrileño de Miraflores de la Sierra. Su primera reacción es de profundo desánimo:

¡Qué amargura! ¡Qué desencanto! Creíamos ser un imperio glorioso y resulta que no somos nada.

Impresionado por el humillante Tratado de París por el que los Estados Unidos obligan a España a cederle la soberanía a Cuba y la administración de Puerto Rico y Filipinas, Cajal abandona temporalmente su investigación: Leer más “Cajal, regeneracionista”

Cajal y el dinero

recorte billete-50-pesetas-1935-ramon-y-cajal-mbcCajal nació en un ambiente muy austero. En su primera infancia, su padre era cirujano de segunda clase, un puesto intermedio entre los médicos-cirujanos y los sangradores. Su sueldo era de cuatro mil reales anuales, la mitad que los médicos rurales con los peores destinos o la quinta parte que un comandante del ejército. Ese salario daba para muy poco y, además, su aspiración de avanzar en su carrera y convertirse en médico obligó a toda la familia a realizar importantes sacrificios. Leer más “Cajal y el dinero”