La familia Kallikak

Henry H. Goddard hizo un estudio sobre la heredabilidad de la discapacidad intelectual y publicó un libro en 1912 titulado La familia Kallikak: Un estudio sobre la herencia de la debilidad mental (The Kallikak Family: A Study in the Heredity of Feeble-Mindedness). Usaba los conceptos sobre la herencia descubiertos unos años antes por Gregor Mendel y el término «débil mental» era muy amplio, incluyendo aquellos con discapacidad intelectual, problemas de aprendizaje y enfermedad mental. La conclusión fue que una variedad de rasgos mentales negativos eran hereditarios y que la sociedad debía limitar la reproducción de las personas que poseían estas características por su aportación negativa al bagaje genético común.

En su día, La familia Kallikak fue un gran éxito y tuvo numerosas reimpresiones. Ayudó a impulsar a Goddard al estatus de uno de los mayores expertos de la nación en el uso de la psicología como herramienta para las decisiones políticas, y fue considerado uno de los investigadores canónicos de la eugenesia americana de principios del siglo XX.

El libro comienza hablando del caso de «Deborah Kallikak», cuyo nombre real era Emma Wolverton (1889-1978) y que había ingresado de niña en la institución de Goddard, el Hogar de Nueva Jersey para la Educación y el Cuidado de Niños con Deficiencia Mental (ahora Escuela de Entrenamiento Vineland). Fue el primer centro especializado en el abordaje de la discapacidad intelectual. Durante la investigación de la genealogía de Deborah Kallikak, Goddard afirma haber descubierto que su árbol genealógico tenía dos ramas muy marcadas y una curiosa y sorprendente moraleja. El libro empieza así:

Un brillante día de octubre, hace catorce años, llegó a la Escuela de Formación de Vineland, una niña de ocho años.

Catorce años después, en 1911, fue testada con la escala Binet-Simon y se encontró que tenía una edad mental de nueve años. Deborah, que iba a pasar el resto de su vida, hasta los 81 años, internada en diversas instituciones fue calificada por Goddard de «morón» un término que introdujo en la Psicología proveniente del griego moros y que significaba «tonto», «sin brillo». Goddard describió a Deborah de la siguiente manera:

Un ejemplo ilustrativo típico de una persona débil mental de alto grado, el morón, el delincuente, la clase de chica o de mujer que llena nuestros reformatorios.

Son obstinados, se meten en todas clases de problemas y dificultades, sexuales y de otros tipos y, sin embargo, nos hemos acostumbrado a sus defectos como base del vicio, el mal ambiente y la ignorancia.

El apellido Kallikak fue inventado por Goddard a partir de las palabras griegas que significan belleza (kallos) y maldad (kakos). De su investigación, concluyó que hasta que «nos ocupemos de esta clase» no eliminaremos «los barrios pobres de nuestra vida social», y recomendó la «esterilización obligatoria» y la segregación de los débiles mentales mediante su ingreso en centros adecuados, «mediante la institucionalización».

Goddard investigó los antecedentes familiares de Deborah y estableció su genealogía hasta la Revolución Americana, donde un soldado de buena familia, Martin Kallikak Sr. tuvo una «intimidad casual» con una camarera con discapacidad intelectual, que dio lugar al nacimiento de un niño, Martin Kallikak Jr. Cuando la guerra de independencia terminó, Martin padre dejó el ejército y se convirtió en un buen ciudadano con una saneada situación económica. Se casó con una «chica respetable» de una familia de cuáqueros -Goddard también descendía de una familia de cuáqueros- y tuvieron siete hijos, el «lado bueno» de los Kallikak. Martin Junior también se casó y tuvo diez hijos, el «lado malo» de la familia Kallikak. Goddard siguió la descendencia de las dos ramas de la familia buscando evidencias de su estatus mental. Concluyó que ninguno de los niños de la mujer cuáquera tenía retraso mental mientras que cinco de los hijos de Martin Junior eran débiles mentales. En las siguientes generaciones las diferencias entre las dos líneas de la familia se hicieron aún más patentes. Entre los descendientes de Martin Junior, Goddard indicó que había encontrado 46 personas normales, 143 que tenían sin duda retraso mental, 36 nacieron muertos, 33 personas sexualmente inmorales, 3 epilépticos y 24 alcohólicos. Sus perfiles eran ladrones, mendigos, convictos, prostitutas, criminales y vigilantes de prostíbulos.

La historia de los 495 descendientes del matrimonio de Martin Sr. con la mujer cuáquera era muy diferente, solo había tres personas con algo de degeneración mental, dos alcohólicos, una persona «de sexualidad dispersa» y no había casos de nacimientos fallecidos o epilépticos. En esta línea de la familia había médicos, abogados, jueces, comerciantes, maestros y terratenientes, las «fuerzas vivas» de la sociedad. Las diferencias entre las dos ramas de la familia no podían ser más llamativas y proporcionaban una evidencia abrumadora de la herencia de la degeneración a lo largo de las líneas mendelianas clásicas. Goddard escribió que los Kallikak proporcionaban un experimento natural con una rama normal que se podía comparar con el lado defectuoso. Lo describía así:

Tenemos un ancestro que da lugar a una línea de gente normal que se ha mostrado cuidadosamente buena a través de las generaciones, con la excepción de un hombre que era promiscuo sexualmente y los dos que se dieron a un apetito por las bebidas fuertes. Esta es nuestra norma, nuestro estándar, nuestra demostración de lo que la sangre de los Kallikak es cuando se mantiene pura o mezclada con sangre tan buena como la suya. En contra de esto tenemos el lado malo, la sangre del mismo ancestro contaminada por esa de los de mentalidad defectuosa y mala sangre que ha traído a la familia normal de buena sangre, primero de la chica anónima débil mental y más tarde por contaminación adicional procedente de otras fuentes. El biólogo difícilmente puede planificar y llevar a cabo un experimento más sólido o uno del cual las conclusiones se siguieran de forma más inevitable.

Las conclusiones de Goddard de que la estupidez era hereditaria tuvieron una amplia difusión, algo que fue ayudado por el lenguaje colorido del investigador. Martin Jr era «el Viejo Horror» y las descripciones de la pobreza, vida licenciosa, degradación y la miseria de las vidas de sus descendientes recuerdan a Dickens. Los Kallikak se convirtieron en uno de los ejemplos típicos de los libros de sociología y psicología. El libro de texto General Psychology de Henry Garrett, que fue presidente de la APA en 1946, presentaba una figura resumiendo los resultados de Goddard. Los niños en la rama «buena» de la familia eran mostrados como gente valiosa mientras que los niños de la rama «mala» estaban representados como pequeños demonios a los que no les faltaban ni los cuernos.

El estudio de Goddard tenía una seria de debilidades, tanto en su metodología como en su realización. J. David Smith revisó la edición original y comentó lo inexactas que eran las descripciones de Goddard de los Kallikak «débiles mentales». Deborah, el «ejemplo central de… defectos mentales hereditarios», nunca fue una imbécil, escribe, sino más bien una encantadora joven con «encanto y atractivo» y dotada de talento musical. Deborah había sido ingresada en el centro de Vineland sólo porque el nuevo marido de su madre la quería fuera de la casa, y, según Smith, «Muchos psicólogos y especialistas en diagnóstico educativo de hoy en día verían sus dificultades desde la perspectiva de los problemas de aprendizaje, en lugar de como resultado de un retraso mental».

El análisis de la publicación de Goddard deja también a la vista puntos débiles y errores (Hothersall, 1995):

  • Todo el estudio se llevó a cabo en dos años, un tiempo que parece muy escaso para un estudio de esta magnitud y detalle.
  • Los ayudantes que trabajaron con Goddard estaban interesados en los problemas sociales, pero no tenían formación específica en investigación genealógica ni en la realización de entrevistas. Estaban inspirados por el celo de Goddard y sabían los objetivos de su estudio por lo que es posible que sus descripciones estuvieran sesgadas.
  • Hubo muy pocas pruebas objetivas a los miembros de la familia y las conclusiones sobre la inteligencia de una persona era a menudo inferencias a partir de observaciones superficiales. En muchos casos el investigador no había visto a la persona concreta, que no se había localizado, no quería cooperar o había fallecido. Para hacer los informes de estas personas se usaron los comentarios de otros familiares, amigos, vecinos, asociados y otros. En otros casos la ocupación de una persona y su posición en la comunidad se usaron como estimadores de su inteligencia.
  • A veces un comportamiento criminal y la debilidad mental se igualaban. Si un miembro de la familia tenía un expediente delictivo, era clasificado como débil mental.
  • La asunción de Goddard de que la debilidad mental es causada por un único gen mendeliano recesivo es implausible.
  • Finalmente, aunque los diferentes medios en los que se movían las dos ramas de la familia fueron descritos gráficamente, su influencia fue ignorada. Goddard llegó a decir que los ambientes de ambas líneas genealógicas eran «prácticamente el mismo». Eso, simplemente, no era cierto.

Una investigación publicada en 2001 por David MacDonald y Nancy McAdams reveló que el relato de Goddard sobre la división de la familia Kallikak entre un linaje «bueno» y un linaje «malo»  era falso. Martin Kallikak Jr, la supuesta descendencia ilegítima de Martin Kallikak Sr. y la camarera, era de hecho el hijo de Gabriel Wolverton y su esposa Catherine Murray. Su verdadero nombre era John Wolverton (1776-1861), y era un terrateniente lo suficientemente próspero como para comprar dos extensiones de tierra en 1809. Los registros del censo de 1850 muestran que todos los adultos de su hogar (que incluía a Wolverton, una hija y varios nietos) sabían leer. El lado «malo» de la familia Kallikak incluía granjeros pobres, pero también maestros de escuela, un piloto de la Fuerza Aérea del Ejército y un tesorero de banco.

El estudio de Goddard ha sido desacreditado y las investigaciones más recientes han lamentado lo que consideran sus influencias perjudiciales. Entre estas últimas se encuentran sus falsas advertencias sobre las inminentes oleadas de inmigrantes con retraso mental que llegarían de Europa y otros continentes, lo que impulsó la aprobación de la Ley de Restricción de la Inmigración de 1924. Además, las leyes de «superioridad racial», que iniciaron la persecución y expulsión de miles de judíos y otras minorías en la Alemania nazi están ligadas a las teorías sociales de Goddard.

Henry Goddard escribió una historia de «buenos» y «malos». Su obra inspiró y continuó toda una serie de estudios similares sobre los Juke, los Nam, los Ishmaelite y los Zero, distintas familias que mostraban un alto nivel de degeneración intelectual y social. Eran la «mala semilla» que amenazaba la calidad genética de la sociedad y encima se reproducían más que los demás. ¿Y cómo evitarlo? Mediante la esterilización. El estudio Kallikak de Henry Goddard sobre familias «defectuosas» persuadió a más de treinta estados norteamericanos para imponer la esterilización forzada a los «débiles mentales». También hizo que se revisaran las llegadas de inmigrantes a Ellis Island y «encontró» que el 83 por ciento de los judíos, el 80 por ciento de los húngaros y el 79 por ciento de los italianos eran «imbéciles», prohibiendo su entrada en el país después, en muchos casos, de haber gastado todo lo que tenían para comprar un pasaje y perseguir su sueño americano.

Hay que tener siempre cuidado sobre quién son los «buenos» y los «malos» en una historia. Y eso me lleva, para terminar, de vuelta a Deborah, la persona con la que Goddard iniciaba la saga de los «malos» Kallikak. Smith contaba que de la larga línea de gatos persas que había criado durante sus años en la escuela, se le permitió «conservar sólo uno, su favorito, Henry», al que había puesto nombre, según dijo, «por un querido y maravilloso amigo que escribió un libro. Es un libro que me hizo famosa».

Para leer más:

  • Goddard HH (1912) The Kallikak family: A study in the heredity of feeble mindedness. MacMillan, Nueva York.
  • Horner D (1985) About books. The New York Times 26 de mayo. https://www.nytimes.com/1985/05/26/nyregion/about-books.html
  • Hothersall D (1995) History of Psychology. McGraw-Hill, Londres.
  • Macdonald DA, McAdams NN (2001) The Woolverton family 1693 – 1850 and beyond: Woolverton and Wolverton descendants of Charles Woolverton, New Jersey immigrant.  Penobscot Press, Rockport (ME).
  • Smith JD (1985) Minds Made Feeble: The Myth and Legacy of the Kallikaks. Aspen Systems Corporation, Rockville (Md).
  • Smith JD, Wehmeyer ML (2012) Who Was Deborah Kallikak? Intellect Dev Disabil 50(2): 169–178.

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .