Sensibilidad explosiva

Cornus canadensis es una pequeña planta con una floración explosiva. Se encuentra en la amplia taiga del Hemisferio Norte extendiéndose por Estados Unidos, Canadá, Japón, Norte de China y Siberia oriental pero pueden alcanzar zonas más meridionales, llegando hasta Nuevo México y Virginia. Las plantas son herbáceas, de unos 20-30 cm de altura, con hojas opuestas pero con entrenudos tan cortos que parece que formasen verticilos de 6 hojas.  Lo que parece una flor no es tal, sino una inflorescencia donde cuatro brácteas de color blanco y 3-3 cem de diámetro asemejan los pétalos y dentro están las verdaderas flores que tienen un tamaño en torno a un milímetro y medio. Los tallos tienen unas 300 inflorescencias por metro cuadrado y como cada una contiene en torno a 20-25 flores, podemos hablar de unas 6.500 flores por metro cuadrado.

La floración de Cornus canadensis es algo especial. Abre su flor en menos de 0.5 milisegundos. Eso hace que el polen salga lanzado al aire en un tercio del tiempo que tarda una bala en salir del cañón de un rifle. Los pétalos se abren hacia atrás en 0.2 milisegundos y los estambres saltan hacia arriba a una velocidad de 22 km/h en 0.5 milisegundos, una aceleración de 2.400 g o, en otras palabras, 800 veces la que experimentan los astronautas de la lanzadera espacial en el momento del despegue. Las flores son muy pequeñas, de tan solo 2.5 milímetros pero lanzan el polen diez veces esa distancia en vertical. Los estambres están doblados dentro de los pétalos como si fuera el brazo de una catapulta. Van creciendo dentro de los pétalos que los constriñen. Cuando un insecto de suficiente tamaño roza una flor, los pétalos se separan bruscamente, los estambres saltan como el brazo de la catapulta, y bombardean el cuerpo del insecto con el polen.

En esta página web del Williams College se puede ver un video de alta velocidad de la apertura de las flores de Cornus.

El lanzamiento explosivo del polen tiene dos ventajas. El primero, la floración instantánea reduce la cantidad de polen que se comen los insectos, porque el espray resultante de la apertura explosiva dispersa el polen en el cuerpo de los insectos y la alta velocidad lo esparce, penetrando profundamente entre los pelos de los insectos, donde es más difícil que sea recolectado e ingerido. Por otro lado, la floración explosiva limita la impregnación del polen a insectos que pesen lo suficiente para estimular a las flores. Moscas de buen tamaño, abejorros y escarabajos tienen un tamaño suficiente para provocar que las flores se abran y se mueven con rapidez de una inflorescencia a otra. Por el contrario, insectos de menos peso como hormigas y pequeñas moscas, que suelen quedarse en la misma inflorescencia, lo que es mucho menos atractivo para la genética de la planta, no son capaces de incitar la apertura floral. Por último, si no hubiese insectos polinizadores, el lanzamiento explosivo del polen también tiene ventajas para la dispersión del polen por el viento o anomocoria.

Leer más:

  • Edwards J, Whitaker D, Klionsky S, Laskowski MJ (2005). “Botany: a record-breaking pollen catapult”. Nature 435 (7039): 164

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s