Adela Cortina y los chimpancés

3397En El País del lunes 8 de abril de 2013 Adela Cortina, catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, publicaba un artículo titulado “El corazón de Europa”. En él se incluía lo siguiente “Como bien dice Michael Tomasello, “nunca veréis a dos chimpancés llevando juntos un tronco”, fue la capacidad de cooperar la que hizo progresar a la especie humana.”

Es una pena que un artículo interesante tenga un criterio tan antropocéntrico. Desde los tiempos de los famosos debates entre Huxley y Owen sobre la posición del hombre dentro de la Naturaleza hace siglo y medio, la mayoría de los intentos de considerarnos únicos y separados del resto de los animales han fracasado. De hecho han tenido que retractarse los que hablaban del cerebro o del comportamiento de los chimpancés sin haberlos visto nunca más de un minuto en un zoo ni leído nunca sobre ellos. Los chimpancés son capaces de colaborar entre ellos.

Como una imagen vale más que mil palabras, para los que tengan dudas  les animo a ver esta charla de Frans de Wall en TED.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=GcJxRqTs5nk[/youtube]

El que no pueda disfrutarla entera basta con que vea a partir del minuto 3:33.

Si alguien quiere verla con subtítulos en español está en la página de TED

Enjoy!

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

6 opiniones en “Adela Cortina y los chimpancés”

  1. Hola José.
    Actualmente estoy realizando una investigación sobre el origen biológico-adaptativo de la Cultura y la Moral. Las conclusiones a las que he llegado hasta el momento, es que además de que la cooperación, el altruismo y la empatía (y no solo la lucha encarnizada entre ellos), ayudaron a nuestros ancestros a sobrevivir, la inteligencia moral y la cultura son rasgos que compartimos con los demás animales. En efecto, los primates no humanos se colaboran entre ellos. Los chimpancés, por ejemplo, tienden a ser cooperativos, sobre todo en relación a las presas resultantes de la caza. Si algunos individuos del grupo encuentra un poco de comida, los chimpancés se piden unos a otros y comparten el alimento. Investigadores del Parque Nacional Taï, en Costa de Marfil, aseguran que los miembros sanos del grupo cuidan a los miembros heridos y enfermos, los protegen y en largas caminatas van al ritmo de quien más lento marche. Las investigaciones que se han hecho desde hace ya algunas décadas sobre grupos de chimpancés, arrojan resultados significativos. Ya el uso de herramientas no es el único rasgo específico de la conducta cultural de estos primates, sino que está acompañada de variadas formas de comunicación y hábitos de comportamientos sociales. Los simios ya no son vistos como se les veía antaño a la vez que los resultados observacionales hacen tambalear el concepto de naturaleza humana y revisar nuestros planteamientos sobre lo que nos hace únicos. Tales resultados nos indican que los orígenes de la capacidad humana para la cultura son más remotos de lo que se creía.
    Un saludo cordial.

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: