Récords

INNOVADORES_1_Lo he mirado y el anglicismo aparece en el diccionario de la Real Academia Española. Eso sí, en una edición más moderna que la que tenía en casa de mis padres y que definía “marxismo” como “Doctrina de Marx y sus secuaces”. Eran otros tiempos. El diccionario de la RAE incluye dos acepciones para récord: 1.“Marca. Mejor resultado en el ejercicio de un deporte” y, la segunda, más amplia y de uso común en nuestra lengua: 2. “Resultado máximo o mínimo en otras actividades”. Hoy, precisamente, quisiera comentar y celebrar con ustedes tres “resultados máximos en actividades no deportivas”.

Primera marca: el Centro Cultural Miguel Delibes, sede de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, ha conseguido el récord absoluto de abonos para esta temporada 2012-2013. Que en esta época de dificultades, de restricciones en nuestra economía institucional y familiar, los ciudadanos valoren y prioricen esta actividad cultural dice mucho de todos y cada uno de esos abonados, de la alegría con que se sale de un concierto, del buen hacer de muchos profesionales, tocando un violín, trabajando una programación o limpiando un baño.

Segundo récord: el sistema de bibliotecas públicas ha alcanzado su número histórico máximo de centros en Castilla y León, pasando de 320 bibliotecas en 2006 a 339 en 2011, a las que hay que sumar 31 bibliobuses. Un periodista, nacido en una pequeña localidad, me hablaba hace unos días de la tremenda alegría que era y es la llegada al pueblo del bibliobús, de los niños y los mayores explorando ilusionados las estanterías para ver qué obras elegir.

Tercer récord: el número de castellanos y leoneses con carné de bibliotecas superó por primera vez el millón de usuarios, 1.009.877 en 2011. ¿Existe alguna otra actividad, algún otro ámbito, en el que más de un millón de personas de esta comunidad de menos de dos millones y medio de habitantes nos hagamos socios de forma voluntaria? Apuesto a que no.

Hay dificultades de todo tipo pero cuando pienso en conciertos y en libros, cuando veo a mi sobrino Pablo saliendo cargado de libros y feliz de la biblioteca provincial, cuando oigo a unas señoras discutiendo maravilladas acerca de la interpretación de la violinista Hilary Hahn en el último concierto de la Sinfónica, cuando imagino a los burgaleses recorriendo muy pronto, sonrientes y con los ojos muy abiertos, las instalaciones de su nueva biblioteca, pienso que no los recogerá el Guinness pero que son récords importantes.

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s