495v27n03-90140153fig2La imagen del cerebro humano durante la Edad Media parte de dos aspectos básicos: uno, que no se hicieron disecciones durante siglos, por lo tanto, no conocían cómo era la estructura real del encéfalo y dos, que lo más importante en la salud y la enfermedad del organismo vivo eran los humores, los líquidos, siguiendo las teorías de Hipócrates. Por lo tanto, lo importante no era tanto el tejido nervioso, que queda apenas esbozado, sino las cavidades en el interior del cerebro que contienen el líquido cefalorraquídeo, los ventrículos cerebrales. Estos ventrículos eran descritos desde la época de Nemesio (en torno al 390) como tres cámaras consecutivas y comunicadas entre sí.

q195-10-mente_ampliacion

El esquema sería parecido al de un taller medieval. La primera zona, en la que confluye la información de todos los sentidos, la denominan el sensus communis, el sentido común. En esa misma cámara, más caudalmente, aparecen dos funciones, que enriquecen esa fase inicial, la fantasia y la imaginativa (formación de imágenes). De ahí pasa a la zona central, donde esa materia prima es transformada con los procesos de la razón y donde se detallan dos apartados: cogitativa (el pensamiento) y estimativa (el juicio). El producto final se almacena en una despensa posterior, la última cámara, que recibe el nombre de memorativa, la memoria.

Gregor Reisch (1470- 1525) vivió la transición de los tiempos medievales a la época moderna. Su obra Margarita Philosophica (literalmente Perla Filosófica) está pensada como una gran enciclopédica escolástica que se nutre de las aportaciones de los sabios de la antigüedad, en particular de Aristóteles, y de los santos escolásticos como Gregorio Magno y Tomás de Aquino. Es la primera gran enciclopedia y la primera que fue impresa. Contiene los saberes del trivium y el quadrivium y todas las ciencias y artes liberales en forma de diálogo entre un profesor y su alumno, e iba dirigida a los estudiantes universitarios. Estaba muy actualizada y, de hecho, a pesar de haber sido inicialmente escrita en 1496, las ediciones de comienzos del siglo XVI incluían ya los nuevos descubrimientos geográficos de españoles y portugueses.

 

Fuente original:

Gregor Reisch

Margarita Philosophica nova (1512).

Dresde, Sächsische Landes-, Staats- und Universitätsbibliothek

Deutsche Fotothek/ Regine Richter.

Cortesía del Deutsches Hygienemuseum, Dresde

 

Para leer más:

  • Sudhoff, W. (1913) Die Lehre von den Hirnventrikeln in textlicher und graphischer Tradition des Altertums und Mittelalters. Archives für Geschichte der Medizin VII, 149-205.