Para Raúl, el hombre que yo más quiero en el mundo.

Ni Cristiano Ronaldo, ni Messi. ¡Shaolín Soccer!

¡Y tienen el típico amigo gordito de todas las pandas! ¡Y encima juegan en un patatal! ¡Y no te pierdas el conejito en la playera!

Espero que te haga sonreír. Un beso, hijo.