Las muñecas de los Clark

Kenneth Bancroft Clark (1914 –2005) y Mamie Phipps Clark (1917 –1983) fueron dos psicólogos afroamericanos que investigaron conjuntamente sobre la psicología del desarrollo de los niños, los sentimientos raciales y la discriminación. Ambos participaron en el Movimientos de los Derechos Civiles de Estados Unidos.

Kenneth Clark fue el primer negro que se doctoró en la Universidad de Columbia, el primer profesor negro en el City College de Nueva York y el primer presidente negro de la American Psychological Association. Combatió por igual a los supremacistas blancos y a los separatistas negros porque creía que «un sistema racista inevitablemente daña y destruye a los seres humanos, los brutaliza y deshumaniza, a blancos y negros por igual».

Mamie Clark provenía de una familia de clase media y al terminar la carrera de Psicología trabajó como secretaria en el bufete de Charles Houston, un famoso abogado de los derechos civiles. Por allí vio pasar a algunos de los abogados negros más famosos como Thurgood Marshall, que luego sería el primer afroamericano juez del Tribunal Supremo. Ella reconocía que no había pensado nunca sobre segregación y opresión racial hasta que tuvo esa experiencia laboral. Razonar en cómo acabar con esa situación de discriminación y desigualdad inspiraría los estudios psicológicos que realizarían posteriormente la pareja de investigadores y a su vez proporcionaría argumentos y evidencias científicas en la lucha judicial contra la segregación escolar y el racismo.

En 1939 los Clark recibieron una beca Rosenwald que financió su investigación durante tres años y permitió que Mamie pudiera hacer su tesis doctoral en la Universidad de Columbia. Los experimentos con muñecas surgieron a partir de la tesis de máster de Mamie y fueron publicados en tres artículos entre 1939 y 1940 sobre la percepción propia de los niños en relación con su raza. Los estudios encontraron importantes diferencias entre los niños afroamericanos que estudiaban en escuelas segregadas en Washington frente a aquellos que iban a escuelas integradas en Nueva York.

La inspiración para la tesis de máster de Mamie Clark surgió cuando trabajaba en una guardería para niños negros. Contactó con los psicólogos Ruth y Gene Horowitz para pedirlos consejo. Ellos trabajaban en la autoidentificación en niños pequeños y le sugirieron que hiciera una investigación similar en los niños de la guardería con un perfil racial. La tesis de máster se tituló «El desarrollo de la consciencia de uno mismo en niños negros de preescolar». Su marido Kenneth quedó fascinando con el tema y después de la graduación de ella se pusieron a trabajar en ello juntos.

Kenneth Clark se había criado en Nueva York, donde el sistema era integrado pero un viaje a Carolina del Sur donde el sistema escolar tenía el triple de negros que de blancos le hizo ver la desigualdad pues los centros para blancos recibían más del 60% de los fondos destinados a educación. Allí realizó su estudio de las muñecas. Para ello utilizó un test que había desarrollado unos años antes y lo aplicó a 16 niños negros, de edades entre 6 y 9 años. A cada niño se le presentaban dos muñecas. Las dos eran idénticas salvo en el color de la piel y el pelo. Una muñeca era blanca y tenía el pelo rubio mientras que la otra era de color marrón oscuro y tenía el pelo negro. A continuación le hacían al niño las siguientes preguntas:

  • Dime cuál es la muñeca que te gusta más o con la que te gustaría jugar.
  • Dime cuál es la muñeca bonita.
  • Dime cuál es la muñeca mala.
  • Dame la muñeca que parece un niño blanco.
  • Dame la muñeca que parece un niño de color.
  • Dame la muñeca que parece un niño negro.
  • Dame la muñeca que se parece a ti.

Once de los dieciséis niños negros dijeron que la muñeca negra parecía «mala» y nueve de ellos pensaban que la muñeca blanca era «bonita». Siete de los dieciséis eligieron a la muñeca blanca cuando se les pidió «la muñeca que más se parece a ti». Según Kenneth Clark «Estos niños se veían a sí mismos como inferiores y aceptaban la inferioridad como parte de la realidad».

En otra ocasión, Kenneth Clark estaba en un pueblo de Arkansas y preguntó a un niño negro qué muñeca se parecía más a él. El niño pequeño sonrió y apuntó a la muñeca oscura diciendo: «That’s a nigger. I’m a nigger».  El término va más allá del significado «negro», es una palabra peyorativa, que se usa como insulto. Clark dijo que encontró eso «tan perturbador, o más perturbador que los niños que en Massachusetts se negaban a contestar la pregunta o que lloraban y salían del aula». En su informe escribió que «el prejuicio, la discriminación y la segregación» generaron un sentimiento de inferioridad entre los niños afroamericanos y dañaron su autoestima.

Estos resultados expusieron de qué manera el racismo había calado en los niños, que aborrecían su propio aspecto. La diferencia era más marcada en los niños que acudían a escuelas segregadas, donde los niños blancos parecían un ideal inalcanzable.

Esta investigación también abrió la puerta a la investigación psicológica sobre la autoestima y el concepto de uno mismo. El trabajo sugería que la segregación dañaba a los niños y, por extensión, al conjunto de la sociedad.

En una entrevista en el premiado documental de la PBS sobre el movimiento de los Derechos Civiles, titulado “Eyes on the Prize”, el Dr. Kenneth Clark recordó: “El Test de Muñecas fue un intento por parte de mi esposa y mía de estudiar el desarrollo del sentido de la autoestima en los niños. Trabajamos con niños negros para ver hasta qué punto su color, su sentido de su propia raza y estatus, influyó en su juicio sobre sí mismos, en su autoestima. Esta investigación, por cierto, se hizo mucho antes de que tuviéramos la noción de que la NAACP o los funcionarios públicos tuvieran interés por nuestros resultados. De hecho, hicimos el estudio catorce años antes de Brown, y los abogados de la NAACP se enteraron y vinieron a preguntarnos si pensábamos que era relevante para lo que planeaban hacer en los casos de la Decisión Brown. Les dijimos que dependía de ellos tomar esa decisión y que no lo hacíamos para el litigio. Lo hicimos para comunicar a nuestros colegas de psicología la influencia de la raza, el color y el estatus en la autoestima de los niños”.

Estos resultados fueron usados en diversos procesos legales. Los Clark testificaron como expertos en varios casos para conseguir la desegregación del sistema público de enseñanza incluyendo Briggs vs. Elliott, que más tarde se agruparía en el famoso Brown contra la Junta de Educación (1954). El trabajo de los Clark fue un valioso aporte a la sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que declaró que la segregación racial en la enseñanza pública era inconstitucional.

El juez Earl Warren escribió en el caso Brown vs. Board of Education, «separarles de otros de similar edad y calificaciones únicamente debido a su raza genera un sentimiento de inferioridad en relación con su estatus en la comunidad que puede afectar sus corazones y mentes de una forma difícilmente reversible».

Esto terminó con la segregación en los sistemas educativos públicos. Warren mencionó específicamente que el testimonio de los psicólogos había sido clave para llegar al veredicto.

En 2005 el director de cine Kiri Davis recreó el estudio de las muñecas y lo documentó en una película titulada Una niña como yo (A Girl Like Me). A pesar del tiempo transcurrido y los profundos cambios de todo tipo Davis encontró que las cosas no habían mejorado apenas. En los experimentos originales realizados entre finales de los 1930 y comienzo de los 1940 la mayoría de los niños escogieron las muñecas blancas pero cuando más de cincuenta años después Davis repitió las pruebas realizadas por los Clark 15 de los 21 niños afroamericanos testados prefirieron también las muñecas blancas a las muñecas negras.

Para leer más:

  • Clark KB,  Clark MK (1939) The development of consciousness of self and the emergence of racial identification in Negro preschool children. Journal of Social Psychology10:591-599.
  • Clark KB,  Clark MK (1939) Segregation as a factor in the racial identification of Negro pre-school children: A preliminary report. J Exp Education8:161-163.
  • Clark KB,  Clark MK (1940) Skin color as a factor in racial identification of Negro preschool children. J Social Psychol 11:159-169.
  • Clark KB,  Clark MK (1950) Emotional factors in racial identification and preference in Negro children. Journal of Negro Education, 19, 341-350.
  • Severo R (2005) Kenneth Clark, Who Fought Segregation, Dies. The New York Times 2 de mayo. http://wayback.archive-it.org/8967/20171023214058/http://www.nytimes.com/2005/05/02/nyregion/kenneth-clark-whofought-segregation-dies.html

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .