El gran secreto

Nadie habla de ello. Cada día diez personas se quitan la vida en España, un 20% más desde el inicio de la crisis. Ese número, la principal causa de muerte no natural, es más del triple de los fallecidos en accidente de tráfico (1.160 en 2016), más de diez veces el número de homicidios (292 en 2016) y más de sesenta veces el número de mujeres asesinadas por violencia de género (53 en 2016), tres de las lacras que nos encogen el corazón casi todas las semanas. Y no hablamos de ello. El reparto no es aleatorio, en algunas actividades laborales como los profesionales sanitarios, los policías o los científicos hay más personas que se quitan la vida que en otros ámbitos. También en la universidad: un estudio reciente en el Reino Unido mostraba cifras récord de suicidios de estudiantes y un aumento en la última década del 500 % en los alumnos de primer curso que habían pedido ayuda por un problema mental: ansiedad, depresión, problemas de atención, ideas suicidas. Es, además, un componente clave de abandono de los estudios. Es tanto lo que nos queda por hacer. Tenemos que trabajar en la prevención: Facebook está probando herramientas de alarma, que utilizan inteligencia artificial para identificar mensajes preocupantes en tu cuenta. Tenemos que entender los factores de riesgo como el consumo de drogas, los problemas legales o un historial familiar. La ciencia también puede ayudar: un test en sangre permite detectar con un 92% de exactitud quiénes tendrán pensamientos suicidas el año siguiente, pero quizá lo más importante es no ser indiferentes, no aceptarlo, no dejar a nadie detrás. Es mucho lo que está en juego. Un millón de vidas al año a nivel mundial.

 

Publicado el 10 de septiembre de 2017 en El Día de Salamanca.

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

6 comentarios en “El gran secreto”

  1. Pues no se habla de suicidio, simple y llanamente porque no es un problema que afecte mayoritariamente a “la mujer”. Vivimos en una sociedad “hembrista”, donde los únicos problemas que tienen voz en los medios son los que afectan directamente a mujeres o bien se retuercen para presentarlas a ellas como únicas víctimas. Por ejemplo, a la hora de hablar la gran mentira de la denominada “violencia de género” (aquí en en blog se la ha demoninado lacra) , que es es el eufemismo para hablar exclusivamente de la única violencia asumida: hombre hacia mujer. A partir de aquí, se ha generado todo un conjunto de intereses personales y discriminación legal (LVG), que está llevando a miles de hombres a situaciones insostenibles: denuncias falsas, vidas arruinadas, resultados de divorcios y separaciones humillantes, etc, etc…y que incrementan las probabilidades de suicidio.

    Por si a alguien le interesa ir comprobando las gafas del matrix hembrista en el que los medios de información diariamente nos sumergen dejo este enlace:

    http://editorialcirculorojo.com/la-celda-de-los-inocentes/

    Me gusta

  2. No sé en España, pero en Uruguay, de donde vengo, no se hablaba de suicidio porque se entendía que podía ser contagioso en aquellas personas propensas a él.

    Me gusta

    1. Sí, eso es algo que se comenta en muchas ocasiones, pero primero, no sé si es cierto y segundo, hace que mantengamos oculta una realidad terrible. Si la gente fuera consciente de sas cifras, quizá exigiría una respuesta, que ayudemos más a las personas que se ven tan desesperadas que creen que la muerte es la mejor solución. Un saludo muy cordial desde España a esas preciosas tierras orientales

      Me gusta

  3. Yo pienso que los suicidios no se comentan porque esto es lo que quiere el gobierno a nivel mundial: que el hombre se autodestruya. A la fuerza han metido el suicidio asistido, como es posible que el mismo gobierno te sugiera que te mates y además te de los medios necesarios para que se lleve a cabo, desde luego primero lavándote el cerebro de que no vas a sentir nada, únicamente te vas a quedar como dormido, y esto lo realizan como tú quieras; viendo una película, viendo imágenes que tu prefieras etc, etc, etc. Por otra parte, la eutanasia con tantas equivocaciones médicas, vaya la verdad es que no sabes que pensar la única conclusión que puedes sacar es que al gobierno no le interesa la vida de los ciudadanos, o más bien le interesa que pierdas el deseo de vivir. El aborto: En alguna ocasión Hillary Clinton dijo que el no nacido no tiene ningún derecho e incluso quería legalizar el aborto al momento del nacimiento, por otra parte la sexualización de los niños desde pequeños, desde kínder. El cambio de sexo del niño cuando él se identifica con el sexo opuesto al biológico, sabiendo que es totalmente inmaduro para decidir en orientación sexual, administrándole fármacos y operándole, la promoción de las relaciones sexuales fuera del matrimonio, la simplificación en los trámites para divorciarse, de ahí que se diga que ahora resulta más fácil divorciarse que casarse. Bueno yo creo que estas son solo algunas de cosas que el gobierno legaliza y que daña seriamente a la persona al punto que pierde el deseo de vivir. Claro con esto no podríamos esperar que el gobierno hable de suicidios, si pareciera que estos son sus objetivos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s