El mundo está lleno de pervertidos

Cuando veo a algunas personas y algunos autocares hablar de que la biología es exacta y rotunda, ya saben XX y XY, vulvas y penes, y pare de contar, recuerdo algo que leí de una profe de biología llamada Grace (@Gracietwoshoes). Era algo así:

En las especies con reproducción sexual -el sexo es esa maravilla que nos permite evolucionar con rapidez- las hembras pueden ser XX y los machos X (insectos), las hembras pueden ser ZW y los machos ZZ (aves), puedes encontrar hembras que se convirtieron en hembras porque se desarrollaron en un ambiente cálido y machos que fueron machos porque se desarrollaron en un ambiente frío (reptiles), puedes encontrar hembras que son hembras tras perder en una pelea de espadas con sus penes (algunos gusanos planos) y machos que son machos porque nacieron hembras pero cambiaron de sexo porque el único macho en el grupo murió (pez loro y pez payaso). Puedes encontrar machos que parecen y actúan como hembras porque quieren acercarse a las verdaderas hembras para aparearse con ellas (sepia, perca sol) o especies en las que hay una enorme diversidad de sexos (moho del cieno, algunos hongos). ¡Todos unos pervertidos!

¡Ah, que te referías a los humanos! ¡Ah, que en el colegio aprendiste que los hombres tienen los cromosomas XY  y pene, y las mujeres los cromosomas XX y vulva! Bueno, pues hay mucho más. Puedes ser etiquetado como hembra porque tienes cromosoma X e Y pero al Y le falta el gen SRY y tienes un cuerpo de mujer ¡con vulva incluida! Puedes ser macho porque tienes dos cromosomas X pero uno de ellos tiene un gen SRY y tienes un cuerpo de hombre ¡pene incluido! Puedes ser hombre porque tienes dos cromosomas X pero también uno Y y te crece un pene. Puedes nacer hembra pero  ser considerado macho porque tenías una deficiencia en la 5-alfarreductasa y a los 12 años te creció un pene. Puedes ser hembra porque solo tienes un cromosoma X y tienes vulva, claro. Puedes ser macho porque tienes dos cromosomas X pero, biológicamente, tu cerebro es masculino. Y viceversa.

Y hay mucho más: la orientación sexual humana es compleja y puedes sentir algo sexual, romántico o emocional, una atracción hacia uno o más tipos de personas. La identidad de género puede coincidir o no con tu identidad biológica, que puede coincidir o no con tu identidad genética. A su vez esa identidad de género, que normalmente se expresa en un comportamiento, una ropa, un corte de pelo o un tono de voz, puede encajar o no con lo que podríamos llamar comportamientos mayoritarios o con lo que algunos piensan que son las características asociadas a lo masculino o lo femenino y que, que yo sepa, no están escritas en ninguna placa de bronce. ¿Y sabes qué? Me gusta este mundo heterogéneo, complejo, caleidoscópico donde hay -o debería haber- sitio para todos, cariño para todos, respeto para todos.

NO utilices la biología para tus prejuicios. Ella y el mundo son demasiado diversos ¡y maravillosos! para ti.

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

27 comentarios en “El mundo está lleno de pervertidos”

  1. El aprendizaje usando términos opuestos es muy eficaz a determinadas edades (tempranas). Lo malo que tiene es que es un comodín que no permite analizar la realidad pues ésta es tozudamente diversa.

    Me gusta

  2. Vamos que puedes ser etiquetado de muchas maneras diferentes porque ha habido una anomalía en la formación de tu ser y entonces has salido especial. ¡Pues que lo digan así leñe!

    Me gusta

    1. Es que no es así. Lo primero es que los etiquetados son un error, porque hacen pequeños grupos estancos y compartimentados de algo que es enormemente diverso y con muchos gradientes. Lo segundo es ¿qué es eso de una anomalía? Nuestros genes nos dan propensiones, a enfermedades, a comportamientos, a nuestra estructura corporal y a nuestra forma de ser. Todos tenemos genes, por poner un ejemplo, distintos a los de la mayoría de la gente y que pueden ser contrarios a la normalidad. Yo por ejemplo soy genéticamente hipertenso y usted tendrá otras cosas marcadas por su genoma. ¿entonces su desarrollo es anómalo? Lo que quiero decir es ¿lo de la mayoría es normal y lo de las minorías es anormal? y es que además esa mayoría está formada de muchas minorías. Un saludo

      Me gusta

      1. Y hay más: ¿qué es la evolución sino la pervivencia acumulada de unas anomalías genéticas? De repente, en un grupo de Nearthentales, uno o varios de sus miembros sufren una “anomalía” que les permite adaptarse mejor y prevalecer…

        Me gusta

      2. Creo el termino correcto no es anomalía, sino transtorno. Diría usted que el albinismo es un transtorno, ¿por ejemplo?
        Respecto a la hipertensión, usted mismo podrá decir si solo se trata de diversidad en los valores optimos de la tensión para el correcto funcionamiento del cuerpo humano o por el contrario se trata de un valor fuera del rango apropiado, susceptible de generar problemas.
        Respecto al artículo que cita podría resumirse en dos frases:
        – Otras especies tienen caraterísticas específicas.
        – Existen transtornos en la especie humana.
        Obviamente esto no tiene que ver con que deba haber sitio, cariño y respeto para todos, con transtorno o sin él, de hecho al que lo tiene debería dársele aun más.
        También me gustaría preguntarle su opión sobre la expresión “cerebro biologicamente masculino” que usa el citado artículo.

        Me gusta

      3. No tiene porqué ser, en mi opinión, ni anomalía ni trastorno. La gran mayoría de nuestras características, tanto físicas como de comportamiento, son multigénicas, por lo tanto nos movemos en gradientes con muchos genes que dan un “peso” determinado pero que cada uno aporta una parte y pueden ser incluso contradictorios. Siguiendo el ejemplo de la tensión, el límite entre normalidad y anomalía es algo totalmente arbitrario y artificial. Si ponemos el límite de la normalidad en 20, ¿19,5 está bien y 20,5 es anómalo? Eso al hablar del comportamiento humano es enormemente más complejo y mucho más arriesgados hablar de quiénes son normales y quiénes “anómalos” o anormales. Finalmente, el cerebro contiene muchos receptores de hormonas sexuales y de hecho se “masculiniza”. Hay incluso una teoría sobre el autismo que habla de un “cerebro masculino extremo”. También hay muchos estudios en animales de parto múltiple (p.e. roedores) donde las hormonas de los fetos adyacentes pueden afectar al desarrollo del cerebro de cada feto. Lógicamente, salvo en embarazos múltiples, no pasará algo así en humanos pero sí la influencia de las hormonas de la madre sobre el desarrollo cerebral. Así que sí es un término adecuado y podemos hablar de “cerebro biológicamente masculino”. Un saludo

        Me gusta

    1. No sé qué nivel desea. Un libro que, aunque tiene unos años, me parece bueno es ¿Qué es el sexo? De Lynn Margulis y Dorion Sagan.
      A nivel más especializado le pongo aquí algunos artículos de algunos de los temas comentados en el post, pero es fácil ir haciendo una búsqueda de cada uno de ellos. Un saludo cordial
      http://www.pnas.org/content/91/16/7487.short
      http://science.sciencemag.org/content/281/5385/1990
      https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19027189

      Me gusta

  3. Resulta muy de agradecer una aportación como esta, meditada y objetiva en la medida de lo posible, a un asunto tan de actualidad, cuando todos los posicionamientos públicos suelen ser dogmáticos. ¡Qué importante es aportar el punto de vista científico a estos debates ! ¡Qué relevante sosegar el discurso! Y qué cierto es que la sexualidad humana es compleja y que rehuir el contemplarla desde una perspectiva amplia no puede sino desembocar en el error.

    Me gusta

  4. Para mi, es un error querer reducir todo a un mundo binario. La misma naturaleza tiende a generar un gran abanico de posibilidades que se dan en un proceso evolutivo y recombinante. Los procesos genéticos y su maquinaria van acompañados de múltiples probabilidades de expresión de las caracteres, así que hablar de anomalías o trastornos es solo para diferenciar cambios que conllevan a fenotipos variantes que pueden o no generar un daño.

    Me gusta

  5. Me alegro que hayas escrito un artículo como este. Estamos rodeados de intolerantes que encima “pervierten” y manipulan la ciencia a su antojo. A mi ,como a la vida ,me encanta la diversidad y la diferencia. Un saludo

    Me gusta

    1. ¡qué alegría saber de ti y también qué bien que te haya gustado el artículo! Supongo que es mi forma de responder a estos intolerantes que quieren obligarnos a que los demás actuemos según sus creencias. No creo que lleguen a manipular la ciencia, pero sí la utilizan de forma torticera pretendiendo que está de su lado cuando no es así. Cuídate mucho y un beso grande

      Me gusta

    1. La identidad de género de cada persona no se construye en el aire sino sobre una realidad biológica. EL artículo pretende explicar que esa realidad biológica no es binaria sino diversa y llena de matices. Una simplificación elimina esa riqueza y oculta la realidad.

      Me gusta

      1. ¿Entonces la disforia de género es siempre la expresión de una variación genética o hay casos en que es puramente una construcción psicológica?

        Muchas gracias por sus respuestas

        Me gusta

  6. Gracias por aclarararme los conceptos. Ahora entiendo que deben diferenciarse los conceptos de identidad de genero, identidad biologogica e identidad genetica para comprender una realidad diversa que se ha simplificado en la dicotomia macho-hembra.

    Me gusta

  7. Sí, que usar el chrerry picking, y el maniqueismo para hacer una falsa generalización y ponerle un poco de aceite a la basura esta de las parafilias y disforias para que pasen es sumamente fácil, lo que nunca entenderé es ¿por qué?. La biología es interesante, todo el mundo cree que tener cinco dedos en cada mano y los dos ojos del mismo color es normal ¿sabe por qué? porque lo es, pero… polidactilia, heterocromia…
    Le repito, yo también se jugar al cherry picking pero esa falsa generalización es absurda. Derechos”, “respeto”, “tolerancia” y ¿quien se va a oponer cuando se trata de gente que no le hace mal a nadie? pues no seré yo, pero cuando como siempre pasa esto se logre con leyes, multas y hasta cárcel para amordazar a la gente que llama las cosas por su nombre y ejerce su derecho a discriminar y aparezcan envalentonados las otras singularidades (pedofilos, necrófilos, zoofilicos….) a exigir “respeto”, “tolerancia” y “derechos” recuerde que es cómplice con o sin intención de promover este tipo de locuras

    Me gusta

    1. En mi opinión lógicamente no es cherry-picking, es mostrar que las especies, que por cierto somos todas parientes unas de otras, no encajamos en algunos esquemas pobres y empobrecedores. Pienso que intentar usar la biología para criterios ideológicos propios siempre dispara por la culata. Usted comenta sus prejuicios pero no niega nada de lo que he dicho, ni señala en qué me he equivocado. Acusarme de cómplice de la pedofilia es algo que no le consiento ni a usted ni a nadie, es un insulto irresponsable y gratuito y dice muy poco de su capacidad de debate intelectual. Un pedófilo es un delincuente y un miserable, se vista por los pies o por la cabeza. Usted sí parece cómplice de los que respondían a la homosexualidad con cárcel, castración química, electrochoque, etc. Eso sí es aberrante, una locura de soberbia e inhumanidad. La sexualidad humana es diversa. le pese a quien le pese y sí, exijo respeto y tolerancia para las diversas opciones sexuales. Los derechos no los exijo, los tienen, lo que exijo es que gente como usted los respete. Tiene que ser muy duro ver como el mundo es cada vez más abierto, más tolerante, más inclusivo, ese “tipo de locuras” del que usted habla.

      Me gusta

      1. No esperaba menos…
        Tergiversar, vaya que catálogo de herramientas tiene para la corrección política.
        Sí no es cherry picking y FALSA GENERALIZACIÓN tomar casos sumamente raros de la biología para intentar dar por “normales” desviaciones PATOLÓGICAS del comportamiento entonces le invito a reinventar los conceptos, una pista, se llama relativismo y es sumamente común entre, sí, marxistas culturales.Como lee lo que le da la gana le aclaro que donde dice “no seré yo quien le niegue derechos a quienes no se meten con nadie” dice exactamente eso así que jugar al ad hominem usando el homofóbico va a ser que no “buen intento” pero no.En fin, que no seré yo el que le haga cambiar de opinión pero que le quede claro que no puede venderle falacias a todo el mundo.
        Y lo de cómplice es porque con o sin intención es usted herramienta útil de los que llevan la agenda que busca exactamente lo que le digo así que no, no puede decir que no sabe lo que hace y si no lo sabía ya lo sabe.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s