Empleo de electroencefalografía y seguimiento de terapias

Una de las cosas comúnmente aceptadas en el autismo es que cuanto más temprano sea el diagnóstico, más pronto se puede iniciar una terapia especializada y más posibilidades hay de mejorías sustanciales.

Geraldine Dawson es una de las promotoras de la terapia llamada Early Start Denver Model (ESDM) o lo que es lo mismo Modelo de Denver de Comienzo temprano. No tengo experiencia directa con este método pero lo usan centros que conozco y valoro. En Internet hay bastante información y en Amazon hay manuales en inglés y español y otros materiales útiles para las personas interesadas.

El grupo de investigación que trabaja con esta estrategia terapéutica ha publicado recientemente que tras el trabajo con los niños no solo se observa una disminución de los síntomas del autismo sino que también se ve una normalización de la actividad cerebral, lo que es un resultado sorprendente y una mejora del comportamiento social, lo que también resulta una buena noticia. Dawson es profesora en la Universidad de Carolina del Norte.

La terapia ESDM está basada en el ABA (o análisis de conducta aplicado) que desarrolla habitualmente una interacción cara a cara entre el niño y el terapeuta, pero en vez de sentarse en una mesa junto al niño, donde el profesor o terapeuta desmenuza tareas complejas en componentes sencillos y le da refuerzos tangibles, los niños tratados con ESDM se sientan en el suelo y juegan con su terapeuta o con sus padres. Las ventajas son que se puede realizar en cualquier parte y el método basado en el juego impulsa al niño a desarrollar las relaciones sociales.

El estudio se inició con 48 niños en Seattle y en Sacramento que tenían entre 1,5 y 2,5 años de edad. La mitad de los niños recibió 20 horas semanales de ESDM durante los cinco días laborales pero además, como los padres pueden aprender los fundamentos básicos del método en unas pocas horas, pueden incorporarse y reforzar la terapia usando el mismo procedimiento. La otra mitad de los niños recibieron intervenciones comunitarias, que para algunos incluían sesiones individuales de terapia y para otros sesiones en la guardería. El número de sesiones con los terapeutas fue el mismo en ambos grupos.

Hace tres años, Dawson y una compañera del MIND Institute, Rogers, publicaron sus primeros resultados indicando que los niños que recibían ESDM aumentaban su cociente de inteligencia y habilidades lingüísticas el triple que los niños en el grupo de intervención en comunidad. En el último estudio publicado en octubre de 2012 en el Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, Rogers y Dawson analizaron usando un electroencefalograma qué partes del cerebro de niño están activas tras dos años de terapia frente a niños normotípicos. En esta técnica se colocan en la superficie de la cabeza del niño unos electrodos que miden la actividad eléctrica en las zonas cerebrales por debajo del cráneo. No tiene ningún efecto secundario, no causa ninguna molestia, es una técnica rápida, barata y eficaz.

Si el niño se mueve mucho las medidas son confusas y los datos son difíciles de interpretar por lo que algunos niños, con autismo y si él, tuvieron que ser descartados del estudio. Al final los investigadores pudieron incluir en el análisis de datos un 60% de los niños tanto en el grupo que tenía TEA como en el grupo control.

Quince niños en el grupo tratado con EDSM, catorce en el grupo de intervención comunitaria y 17 niños normotípicos participaron finalmente en el análisis de datos. A los niños se les enseñaban fotos de caras (estímulo social) y fotos de juguetes (estímulo no social) Los técnicos que iban midiendo la actividad cerebral no tenían idea en los datos que iban observando si pertenecían a un niño con TEA o no.


 

Según informó Dawson a los medios “los niños que recibieron ESDM mostraban ahora una respuesta cerebral normal, similar a la de niños normotípicos. Esto no sucedía para la mayoría de los niños que no habían recibido la terapia ESDM.

Como parte de nuestro desarrollo postnatal, los bebés se sienten atraídos naturalmente por las personas y las caras, y sus cerebros muestran una respuesta mucho más potente cuando miran a un rostro frente a la respuesta que se produce al mirar un objeto, aunque sea un juguete.  Pero en niños con autismo pasa lo contrario, la parte del cerebro que debería responder a una cara o una actividad social no se activa mientras que la parte que responde a los juguetes es más activa.

La gran novedad de este estudio es que la terapia empleada no solo modifica el comportamiento, sino que también cambia la actividad cerebral tal como se registra con el encefalograma.

Una idea planteada por los autores es que quizá se pueda usar el electroencefalograma, una técnica barata, sencilla y no invasiva como biomarcador del autismo. Un biomarcador es una característica distintiva, intrínseca al organismo, que permite seguir en el tiempo una condición determinada. Midiendo la actividad cerebral de un bebé, de entre tres y seis meses de edad podríamos quizá identificar cambios en la actividad cerebral antes de que se observe cualquier anomalía en el comportamiento lo que permitiría un diagnóstico más temprano y empezar la terapia mucho antes. Según Dawson y Jones, el modelo ESDM se puede empezar a aplicar a los 12 meses de edad. Si realmente el EEG es válido como biomarcador está todavía por comprobar pero abre una nueva vía de investigación para el futuro inmediato. Los objetivos serían diagnóstico más temprano y seguimiento de la eficacia de los tratamientos.

 

Para leer más:

  • Dawson G, Jones EJ, Merkle K, Venema K, Lowy R, Faja S, Kamara D, Murias M, Greenson J, Winter J, Smith M, Rogers SJ, Webb SJ. (2012) Early behavioral intervention is associated with normalized brain activity in young children with autism. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry. 51(11): 1150-1159.

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s