Los niños con autismo tienen más neuronas

Está demostrado que el cerebro de los niños con autismo o que desarrollarán autismo es más grande que el de los niños que no presentan este trastorno. No se conocía si ese crecimiento en exceso del volumen cerebral se debía a que presentan más neuronas, a que las neuronas sean de mayor tamaño, a que tengan más células no neuronales en su cerebro (las llamadas células gliales: astrocitos, oligodendrocitos o microglía), o a que las prolongaciones de las neuronas, las dendritas y el axón, que forman la mayor parte del volumen cerebral, sean más largas, más ramificadas o más gruesas que en los niños normotípicos.

Un estudio preliminar del grupo de Eric Courchesne publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA) ha encontrado la respuesta: los niños con autismo tienen más neuronas.

Se sabía que el volumen cerebral era mayor incluyendo el de la corteza prefrontal, la zona que se considera directamente relacionada con algunos de los síntomas que presentan los niños con autismo.

El grupo de investigación puedo utilizar tejido postmortem (de autopsias) que habían donado familias de niños con autismo para que la investigación pudiera avanzar y se entendiera el trastorno que había afectado a su hijo, como vía imprescindible para buscar vías de prevención, tratamiento o curación. Esto se comparaba con el grupo control, cerebros donados por otras familias de niños sin autismo.

Se estudió tejido de 7 niños con autismo, entre 2 y 16 años y de seis controles del mismo sexo y parecido rango de edad. Las secciones fueron codificadas para que el investigador que hacía el recuento y las medidas no supiera si estaba trabajando con tejido del grupo con autismo o del grupo control.

Los investigadores utilizaron técnicas estereológicas que permiten una mayor exactitud al evitar, por ejemplo, que al cortar láminas de cerebro para poderlas estudiar al microscopio una neurona cortada por la mitad, la contemos dos veces.

Estudiaron dos regiones de la corteza prefrontal, la zona dorsolateral y la zona mesial. En estas regiones midieron el número y el tamaño de las neuronas, realizando estudios estadísticos de distintos tipos.

Los resultados indican que los niños con autismo tienen un 67% MÁS de neuronas en la corteza prefrontal (media de 1.940 millones; valores entre 1.570 y2.310) frente a 1.160 millones en los niños sin autismo; valores entre 900 y 1.420 millones). En la zona dorsolateral el aumento alcanzaba el 79% mientras que en la zona mesial era de un 29% más. La media de aumento del peso cerebral en los niños con autismo era un 17,6% frente al peso esperado para su edad mientras que en los niños del grupo control, la diferencia era de media un 0,2%.

En resumen, se ha podido demostrar, de una forma preliminar pues el número de casos es limitado pero con bastante contundencia, que los niños con autismo tienen un mayor peso de su cerebro y un mayor número de neuronas en su corteza prefrontal.

Para leer más:

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s