titp19El sulforafano (1-isotiocianato-4-metilsulfinilbutano) es un isotiocianato que se encuentra en alta concentración en crucíferas de la familia Brassicaceae. Esta familia incluye el brócoli, la coliflor, el repollo, las coles de Bruselas, la lombarda, la rúcula, etc.  Numerosos estudios previos han documentado que el consumo de estos alimentos está asociado con un menor riesgo de cáncer incluyendo los de pulmón, mama, colon, recto y próstata. El mecanismo de acción para conseguir estos efectos beneficiosos se cree que es mediante el incremento de actividad (“up-regulation”) de genes que mejoran la respuesta celular al estrés oxidativo, la inflamación, los electrófilos que dañan el ADN y la radiación.

Un estudio de 2014 en niños con autismo estudiaba los efectos en el comportamiento del sulforafano. La prueba se hizo basada en cuatro premisas:

  1. Las numerosas evidencias de que el suforafano contrarresta muchas de las anomalías moleculares asociadas al autismo incluyendo el aumento del estrés oxidativo, la reducción de la capacidad antioxidante, los defectos en la síntesis de glutatión, el funcionamiento anómalo de las mitocondrias, la baja fosforilación oxidativa, el aumento en la peroxidación de lípidos y la neuroinflamación. Aunque no está claro si estas anomalías son etiológicas o manifestaciones secundarias, su corrección mejora a menudo el comportamiento de los pacientes con TEA.02193781
  2. Distintas moléculas pequeñas incluido el sulforafano mejoran diversos trastornos genéticos activando el «proteoma del estrés», un grupo de proteínas que regula muchos de los procesos dañinos anteriormente mencionados. El sulforafano, como la hidroxiurea, el fenilbutirato y la tricostatina A han demostrado in vitro tener potencial terapéutico para restablecer la homeostasis celular en distintas enfermedades genéticas no relacionadas entre sí.
  3. El sulforafano es un producto de la dieta ampliamente consumido. Por tanto, se considera de baja toxicidad y su administración a los seres humanos es bien tolerada.
  4. Hay numerosos datos anecdóticos (no estudiados rigurosamente) de que la fiebre mejora temporalmente pero de forma llamativa el comportamiento alterado de muchas personas con TEA. El grado de mejoría (en particular en los comportamientos estereotípicos y en el habla inapropiada) no tenía relación con la gravedad de la fiebre ni del autismo. La fiebre aumenta la actividad de las proteínas de choque térmico y el sulforafano también incrementa la expresión de la respuesta de choque térmico.

El estudio se realizó en 29 adolescentes y jóvenes (edades entre 13 y 27 años), hombres, con TEA y 15 controles que recibieron un placebo. Cuatro personas (3 en sulfurafano y 1 en placebo) abandonaron el estudio antes de las pruebas de seguimiento. Los participantes tomaron una píldora de extracto de brécol diaria durante 18 semanas. Una de las pegas del estudio es que la muestra es muy baja, incluye muy pocos pacientes. Harán falta más investigaciones para confirmar estos datos. El comportamiento fue valorado por los padres y por los médicos usando tres escalas:

  • Social Responsiveness Scale (SRS) (17% reducción a las 18 semanas)
  • Aberrant Behavior Checklist (ABC) (34% reducción a las 18 semanas)
  • Clinical Global Impression Improvement (CGI-I) (incrementos del 42 al 54% en la subescalas a las 18 semanas)broc2

La conclusión ha sido que el sulforafano tiene efectos beneficiosos en los comportamientos aberrantes y sociales. El mecanismo de esta acción no se conoce. Tras cesar de tomar sulforafano se produjo un retroceso hacia la situación anterior, tal como se vio a las 22 semanas. Otro aspecto discutido es que la respuesta del grupo control (el que tomaba un placebo) era inusualmente baja. La respuesta a un placebo suele marcar una mejoría en torno al 25-30% mientras que aquí era menor con lo que la diferencia entre el grupo experimental (el que recibió el extracto de brócoli) y el grupo control, era más marcada.

Antes de que nos pongamos a comer brócoli como locos -aunque no pasa nada por incrementar su presencia en la dieta- es necesario aprender más y el tema se sigue investigando. Un ensayo clínico actualmente en marcha https://clinicaltrials.gov/show/NCT02654743 busca examinar los metabolitos de la orina de niños con autismo que reciban sulforafano para ver si los cambios en el comportamiento están relacionados con cambios en los metabolitos de la orina. Los autores también han declarado sus conflictos de intereses pues han patentado unas píldoras de sulforafano que podría ser un método pautado de administración a los pacientes, más exacto pero más caro que comer estas crucíferas.

Boy and Healthy Broccoli Diet on White

Boy and Healthy Broccoli Diet on White

Para terminar, una pequeña broma. Dicen que hicieron una encuesta en niños para ver cuál era la comida más asquerosa y que el brócoli quedó en primero, en segundo y en tercer lugar. ¡Qué conste que a mí me encanta y más todavía si puede abrir una puerta a nuevos tratamientos para los TEA!

 

Para leer más:

  • Singh K, Connors SL, Macklin EA, Smith KD, Fahey JW, Talalay P, Zimmerman AW (2014) Sulforaphane treatment of autism spectrum disorder (ASD). Proc Natl Acad Sci U S A 111(43): 15550-15555.

 

Comentarios al artículo:

  • Scahill L (2015) Uncommon use of common measures in sulforaphane trial. Proc Natl Acad Sci USA 112: E349.
  • Talalay P, Zimmerman AW (2015) Reply to Scahill: Behavioral outcome measures in autism. Proc Natl Acad Sci U S A. 2015 Jan 27;112(4): E350.
  • https://spectrumnews.org/news/trial-sprouts-doubts-about-broccoli-extract-for-autism/