Minimalist-internal-stairsA veces algunas personas tienen la sensación de que la investigación es una pérdida de tiempo, que no avanzamos, que seguimos en muchos temas igual que hace veinte años. No es verdad. No ha llegado el día que todos soñamos donde los periódicos amaneciesen con el titular “Se encontró la cura del cáncer” pero muchas personas afectadas viven más, viven mejor, algunos tipos de cáncer se curan y sabemos mucho más sobre su origen, sus causas, sus mecanismos, las posibles dianas para las terapias, hay nuevas líneas de medicamentos y muchas cosas más. En el ámbito de los TEA pasa lo mismo. Por eso me parece interesante una noticia de AutismSpeaks donde hablaba de 10 cosas importantes que hemos aprendido sobre el autismo en el último año. Son éstas:

  1. Una intervención temprana y bien diseñada sobre el autismo no solo mejora los comportamientos del niño, mejora su función cerebral. Leer más.
  2. Ser no verbal a los cuatro años no significa que esos niños con autismo nunca hablarán. La investigación muestra que, de hecho, aprenderán a usar palabras y casi la mitad aprenderán a hablar con fluidez. Leer más.
  3. Aunque el autismo tiende a  ser una condición para toda la vida, hay un grupo de niños con TEA que muestran tanto progreso que al cabo de unos años ya no cumplen los criterios para un diagnóstico de TEA. Es decir, pasan de tener un TEA a no tenerlo. De nuevo una intervención temprana y de calidad parecer ser la clave pero no todos muestran el mismo progreso y no sabemos por qué es. Leer más.
  4. Muchos hermanos pequeños de niños con TEA tienen retrasos en el desarrollo y síntomas que se parecen a los del autismo aunque no presenten todos los criterios exigidos para el diagnóstico. Estos niños también se benefician de una intervención temprana. Leer más.
  5. La investigación confirma lo que los padres siempre han dicho sobre los niños con TEA: se escapan corriendo. Es común, es peligroso y no es la consecuencia de que los padres no hagan bien las cosas. Leer más.
  6. El ácido fólico, tomado antes y después de que una mujer se quede embarazada, reduce el riesgo de autismo en el niño. Leer más.
  7. Una de las mejores maneras de promover las habilidades sociales en un niño con TEA es explicar a sus compañeros de clase como hacerse amigo de alguien con trastornos del desarrollo. Leer más.
  8. Los investigadores pueden detectar señales presintomáticas de autismo tan pronto como a los seis meses. Se piensa que ello puede permitir intervenciones más tempranas y conseguir mejorar los pronósticos. Leer más.
  9. Los primeros medicamentos dirigidos hacia los síntomas clave del autismo están mostrando buenos resultados en las primeras pruebas clínicas. Leer más.
  10. Inversores, empresarios y programadores responden muy favorablemente cuando se les piden productos y servicios para las necesidades no cubiertas de la comunidad de niños y familiares afectados por un TEA. Leer más.

 

Para leer más:

  • http://www.autismspeaks.org./science/science-news/ten-important-things-we-know-about-autism-today-%E2%80%93-we-didn%E2%80%99t-know-year-ago