José Ramón Alonso Peña

Cosas de la vida

Nací en Valladolid. Vine a estudiar Biología a Salamanca y aquí hice también la Tesis doctoral. La Universidad de Salamanca fue todo lo que soñaba que fuera, tuve profesores excepcionales y uno de ellos me acogió para poder iniciar una carrera universitaria, preocupándose de mi formación y mi desarrollo. He sido afortunado de poderme formar con grandes universitarios y mejores personas. Ser profesor era mi sueño y aún creo que es el trabajo más maravilloso que se puede tener.

Después de defender la Tesis doctoral, marché a Alemania, donde trabajé dos años en la Universidad de Frankfurt. En mi época de estudiante había obtenido una beca del DAAD y tengo un aprecio especial a ese país y a la cultura alemana. En Alemania tuve una beca postdoctoral y luego fui contratado como investigador por la Universidad. También estuve unos meses en la Universidad de Kiel, aprendiendo algunas técnicas que quería incorporar en mi grupo en España. Trabajé posteriormente en los Estados Unidos, primero en el Instituto Salk y luego en la Universidad de California. No tengo prejuicios antiamericanos, al contrario me parece un país al que desde Europa deberíamos mirar con más interés y agradecimiento, aunque solo fuera por la fuerza creativa de su cultura y su investigación (y por no tener que ver marcar el paso de ganso por las calles de Europa). En la actualidad, soy Catedrático de Biología en la Universidad de Salamanca.

Soy también Doctor honoris causa por la Universidad Real, Mayor y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca (Sucre, Bolivia) (2008), por la Universidad Simón Bolívar de Barranquilla (Colombia) (2008) y por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima, Perú) (2010). Es un honor ser miembro del claustro de doctores de estas tres universidades latinoamericanas.

La docencia

He impartido distintas asignaturas, fundamentalmente en las licenciaturas y grados en Biología, Biotecnología, Bioquímica y Farmacia. También he propuesto distintas asignaturas de libre elección, en particular algunas dirigidas a la creación de empresas en el ámbito de la Biotecnología. Me interesan también los residuos y el medio ambiente. Doy clase en primer curso y en el último. Es interesante el contraste, por un lado la preocupación e ilusión al empezar una carrera universitaria en la que la mayoría son alumnos vocacionales y por otro, la preocupación e ilusión ante el comienzo de la vida laboral. Tengo la sensación de que la docencia, y para mí el primero, es el ámbito en que más podríamos mejorar en un corto plazo. Con el tiempo tengo también la sensación de que las mayores satisfacciones, las más perdurables, vienen frecuentemente del ámbito de la docencia.

La investigación

Mi investigación se centra en la plasticidad neuronal, en la capacidad del cerebro para responder de forma flexible ante daños producidos por lesiones, drogas, trastornos del desarrollo prenatal o enfermedades neurodegenerativas. Mi mayor orgullo son las personas a las que he dirigido la tesis doctoral. Dirijo el Laboratorio de Plasticidad Neuronal y Neurorreparación del Instituto de Neurociencias de Castilla y León.

La Neurobiología es una disciplina apasionante porque el cerebro es la estructura más compleja del Universo y también la más importante para nosotros. Ahí residen nuestro pasado (nuestros recuerdos), nuestro presente (nuestros pensamientos y nuestros sentimientos) y nuestro futuro (nuestros sueños y nuestras ilusiones).

La gestión

Tengo claro que me gusta la gestión: convertir los planes en realidades tangibles, afrontar restos e ir tachando objetivos de la lista, ser capaz de crear el futuro en el que quieres trabajar y vivir,… Creo que implicarse en gestión es mucho más gratificante de lo que en general se considera. He tenido diecisiete años de experiencia de gestión universitaria, desde secretario de Departamento, decano de mi facultad y rector de la Universidad de Salamanca. A través de ella he podido aprender cosas, conocer mejor mi propia Universidad, hacer amigos, mejorar la calidad de mi trabajo y tener la satisfacción de poder prestar un servicio a mis compañeros. No es mal bagaje personal.

Escribir

En El Quijote dice que “no hay libro tan malo que no tenga algo por lo que merezca ser leído”. Amparándome en el escudo de esa cita, siempre me ha gustado escribir. En mi disciplina, normalmente publicamos los resultados de nuestro trabajo en forma de artículos en revistas especializadas. He publicado más de cien artículos en revistas internacionales, lo que indica algunas cosas positivas como que tenemos como grupo un buen nivel de investigación, que hacemos cosas que son consideradas de interés y que tenemos una estrategia clara de difundir nuestros resultados, pero soy consciente de que también indica que en nuestro medio universitario publicar se ha convertido frecuentemente en un fin en vez de en un medio.

La publicación de artículos científicos especializados es importante, pero creo que a veces desatendemos otros aspectos como la formación, la divulgación y la creación de opinión, participando en los medios de comunicación. Creo que es parte importante de la responsabilidad que como universitarios tenemos y un ámbito en el que tenemos mucho que aprender de nuestros compañeros de Ciencias Sociales, Derecho y Humanidades. Con este blog intento buscar esos lectores que Borges llamaba “un círculo invisible de amigos” y continuar con ese compromiso personal por la ciencia, la cultura y la educación.

Algunos datos biográficos más están reseñados en un resumen del currículum vitae.

jralonso01