Poesía

Gustavo Martín Garzo dice que «la poesía es ese relato que no se oye. Que no dice nada, pero que produce un inmediato entendimiento». Él recuerda una de esas historias hermosísimas de la Biblia: «Baltasar, rey de Babilonia, amante de la buena vida, organizó un gran banquete en que él, sus concubinas y sus invitados se pusieron a beber con los vasos de oro que habían tomado del templo de Jerusalén. En pleno festín, apareció una mano y se puso a escribir en la pared. Baltasar, aterrado, convocó a todos sus adivinos pero ninguno supo interpretar aquella escritura. Hasta que le hablaron de Daniel, y le mandó llamar. «Mene, tequel, peres», ésa era la frase. Y Daniel le dijo lo que significaba: contado, pesado y dividido. ¿no es esta la esencia misma de la poesía? ¿Pues, efectivamente, ese lenguaje que aparece contado, pesado y que se da dividido no es el lenguaje poético? La mano tiene un peso, es capaz de contar y aparece separada de su cuerpo. Se parece a la pequeña sirena del cuento de Andersen, pero también al animal extraño del relato de Kafka. Son los animales impuros. ¿Por qué impuros? Porque se alimentan de cáscaras, porque ninguno de ellos tiene lenguaje. José Miguel Ullán ha escrito que el mayor enemigo de la palabra es la palabra. Y a estas alturas ya sabemos lo que significa, la poesía es la mano que escribe sola.»

«El hilo azul» Aguilar, p. 64

Quisiera compartir con quien le guste la poesía algo que haya leído y que, confío, te guste.

Ver POEMAS elegidos.

10 opiniones en “Poesía”

  1. Hoy he comprado el último libro de Javier Lostalé,discípulo de Vicente Aleixandre, que se titula «Tormenta Transparente».Comienza así:
    «Como un vagón abandonado entre luces de tormenta,
    recorrido por el fantasma transparente de tu ausencia,
    me despido de ti hundido en la ortiga fría de tu pecho»…….

    1. Gracias a una bloggera que conocí no hace mucho, Alona de Lark y su blog «Neurociencias divertidas»he podido tener un mejor conocimiento de las neurociencias y de otros temas relacionados al cerebro humano. La poesía, por otra parte, es algo un poco más inherente a mí, la disfruto bastante, obviamente hay poemas que me atraen más que otros, como en cualquier campo. Muy interesante su artículo de los sueños y las interpretaciones que deseamos obtener de ellos.
      Saludos desde Perú

  2. NO TE RINDAS
    (Mario Benedetti)

    No te rindas, aún estás a tiempo
    de alcanzar y comenzar de nuevo,
    Aceptar tus sombras,
    Enterrar tus miedos,
    Liberar el lastre,
    Retomar el vuelo.

    No te rindas que la vida es eso,
    Continuar el viaje,
    Perseguir tus sueños,
    Destrabar el tiempo,
    Correr los escombros,
    Y destapar el cielo.

    No te rindas, por favor no cedas,
    Aunque el frío queme,
    Aunque el miedo muerda,
    Aunque el sol se esconda,
    Y se calle el viento,
    Aún hay fuego en tu alma
    Aún hay vida en tus sueños.

    Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
    Porque lo has querido y porque te quiero
    Porque existe el vino y el amor, es cierto.
    Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

    Abrir las puertas,
    Quitar los cerrojos,
    Abandonar las murallas que te protegieron,
    Vivir la vida y aceptar el reto,
    Recuperar la risa,
    Ensayar un canto,
    Bajar la guardia y extender las manos
    Desplegar las alas
    E intentar de nuevo,
    Celebrar la vida y retomar los cielos.

    No te rindas, por favor no cedas,
    Aunque el frío queme,
    Aunque el miedo muerda,
    Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
    Aún hay fuego en tu alma,
    Aún hay vida en tus sueños
    Porque cada día es un comienzo nuevo,
    Porque esta es la hora y el mejor momento.
    Porque no estás solo, porque yo te quiero.

    1. Este es uno de los poemas que más me gustan de Benedetti. A veces los imprimo y los pego en los salones de clase, soy profesor por cierto, para que algun chico o chica los disfrute y los sienta.
      Saludos

    2. Este es otro hermoso poema de Mario.

      No te quedes inmóvil
      al borde del camino
      no congeles el júbilo
      no quieras con desgana
      no te salves ahora
      ni nunca
      no te salves
      no te llenes de calma
      no reserves del mundo
      sólo un rincón tranquilo
      no dejes caer los párpados
      pesados como juicios
      no te quedes sin labios
      no te duermas sin sueño
      no te pienses sin sangre
      no te juzgues sin tiempo
      pero si
      pese a todo
      no puedes evitarlo
      y congelas el júbilo
      y quieres con desgana
      y te salvas ahora
      y te llenas de calma
      y reservas del mundo
      sólo un rincón tranquilo
      y dejas caer los párpados
      pesados como juicios
      y te secas sin labios
      y te duermes sin sueño
      y te piensas sin sangre
      y te juzgas sin tiempo
      y te quedas inmóvil
      al borde del camino
      y te salvas
      entonces
      no te quedes conmigo.
      Mario Benedetti

Muchas gracias por comentariar Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil