El mundo está lleno de pervertidos

Cuando veo a algunas personas y algunos autocares hablar de que la biología es exacta y rotunda, ya saben XX y XY, vulvas y penes, y pare de contar, recuerdo algo que leí de una profe de biología llamada Grace (@Gracietwoshoes). Era algo así:

En las especies con reproducción sexual -el sexo es esa maravilla que nos permite evolucionar con rapidez- las hembras pueden ser XX y los machos X (insectos), las hembras pueden ser ZW y los machos ZZ (aves), puedes encontrar hembras que se convirtieron en hembras porque se desarrollaron en un ambiente cálido y machos que fueron machos porque se desarrollaron en un ambiente frío (reptiles), puedes encontrar hembras que son hembras tras perder en una pelea de espadas con sus penes (algunos gusanos planos) y machos que son machos porque nacieron hembras pero cambiaron de sexo porque el único macho en el grupo murió (pez loro y pez payaso). Puedes encontrar machos que parecen y actúan como hembras porque quieren acercarse a las verdaderas hembras para aparearse con ellas (sepia, perca sol) o especies en las que hay una enorme diversidad de sexos (moho del cieno, algunos hongos). ¡Todos unos pervertidos!

¡Ah, que te referías a los humanos! ¡Ah, que en el colegio aprendiste que los hombres tienen los cromosomas XY  y pene, y las mujeres los cromosomas XX y vulva! Bueno, pues hay mucho más. Puedes ser etiquetado como hembra porque tienes cromosoma X e Y pero al Y le falta el gen SRY y tienes un cuerpo de mujer ¡con vulva incluida! Puedes ser macho porque tienes dos cromosomas X pero uno de ellos tiene un gen SRY y tienes un cuerpo de hombre ¡pene incluido! Puedes ser hombre porque tienes dos cromosomas X pero también uno Y y te crece un pene. Puedes nacer hembra pero  ser considerado macho porque tenías una deficiencia en la 5-alfarreductasa y a los 12 años te creció un pene. Puedes ser hembra porque solo tienes un cromosoma X y tienes vulva, claro. Puedes ser macho porque tienes dos cromosomas X pero, biológicamente, tu cerebro es masculino. Y viceversa.

Y hay mucho más: la orientación sexual humana es compleja y puedes sentir algo sexual, romántico o emocional, una atracción hacia uno o más tipos de personas. La identidad de género puede coincidir o no con tu identidad biológica, que puede coincidir o no con tu identidad genética. A su vez esa identidad de género, que normalmente se expresa en un comportamiento, una ropa, un corte de pelo o un tono de voz, puede encajar o no con lo que podríamos llamar comportamientos mayoritarios o con lo que algunos piensan que son las características asociadas a lo masculino o lo femenino y que, que yo sepa, no están escritas en ninguna placa de bronce. ¿Y sabes qué? Me gusta este mundo heterogéneo, complejo, caleidoscópico donde hay -o debería haber- sitio para todos, cariño para todos, respeto para todos.

NO utilices la biología para tus prejuicios. Ella y el mundo son demasiado diversos ¡y maravillosos! para ti.

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

42 opiniones en “El mundo está lleno de pervertidos”

  1. Hace poco me animé a publicar un articulo en mi blog compartiendo mi historia como mujer intersexual. Me parece muy pertinente informar de distintas fuentes lo maravilloso que puede ser la natiraleza. Los invito a visitarme, abrazos!

  2. Todo en la vida y en la biología se encuentra enmarcado en una finalidad. FINALIDAD es lo que le da impulso a la biología y por ende a la propia naturaleza desde que el mundo es mundo y el universo es universo. Existen en efecto alteraciones como las que tú nombras, de la misma manera por ej un célula epitelial puede alterarse y dejar de cumplir su función Cómo tal. Existe. No es necesación negarlo, solo que no funciona y no cumple con el plan de FINALIDAD que todo en este universo conlleva. Hay diversidad de sexos, géneros, etc; y es interesante estudiarlos y obligatorio para nos los biólogos puesto que encierran un sinfín de información interesante. Pero y la finalidad? Podemos afirmar como tu bien lo hiciste que la diversidad sexual humana es parte de la biodiversidad natural, imposible negarlo, pero cumplen la norma de FINALIDAD biológica para subsinstancia de una especie? Puede haber en este maravilloso mundo una infinidad de formas biodiversificadas en todos los niveles, pero solo la reproducción sexual de gametas femeninas y masculinas, aun dentro de organismos hermafroditas, se da SOLAMENTE en estas dos variables sexuales, solo entre hembra y macho genéricamente y biológicamente se produce el milagro de la vida. Es la forma que el planeta adquirió para la subsistencia de sustedes especies y la consecuente evolución de las mismas.
    No podemos cambiar la biología. Debe tener un fin todo aquel acto biológico, sino culmina en la extincion. Mis respetos y un cordial saludo.

    1. No comparto su comentario de que existe en biología una finalidad. Parece tener un sentido teleológico (¡no teológico!) y creo que no es así. Me encanta el título de Monod sobre el Azar y la necesidad. Hay muchas partes en nuestro genoma, en nuestros comportamientos que no encajan bien en ese criterio de finalidad. También sería importante aclarar si lo ve como utilidad o como un destino final, un plan, un objetivo. Un saludo cordial

    2. La sociedad lleva reproduciendose infinitamente y por siglos. En India y China hay miles de millones de personas. Que no se preocupe Mar por la extincion de la raza. Que los impulsos siempre estarán allí para garantizar la procreación. También cabría replantearse esa FINALIDAD. A lo mejor, otros dudarían de esa finalidad (estamos en la filosofia)

  3. Creo que la biología debería servir para demostrar que no sólo existe la polaridad chico/chica. Sino que hay más. La biología debería servir para demostrar científicamente esa diversidad – y hacerlo bien visible a otras «especialidades» o creencias (religión, psicología, etc.). Bien visible.

    Además hay que tener en cuenta que no sólo la biología, sino aspectos emocionales o carencias afectivas, pueden llevar a elecciones de pareja que, en realidad, no se corresponden con lo que biológicamente somos: chico / chica y ya está. Esta es una opción biologica de la cual no deberíamos alejarnos sólo por emociones, desamores, tendencias o modas. Y esa desviacion «emocional» de hecho ocurre. Tampoco pasa nada. Pero, de nuevo, la ciencia. Es decir tampoco hagamos de la biodiversidad la norma.

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: