Neuroefeméride 30/11: Nace Edgar Douglas Adrian

El 30 de noviembre de 1889 nace Edgar Douglas Adrian. Estudió en el Trinity College de Cambridge. Demostró que la actividad eléctrica de las neuronas se podía detectar y medir con un amplificador y un altavoz o un tubo de rayos catódicos.

Adrian lo cuenta así:

había colocado unos electrodos en el nervio óptico de un sapo al mismo tiempo que estudiaba la retina. La habitación estaba casi a oscuras y no sabía de dónde venían los ruidos en el altavoz que tenía conectado a un amplificador. Cuando comparé los ruidos del altavoz con mis movimientos por la habitación me cuenta de que estaba en el campo de visión del ojo del sapo y que las señales correspondían a lo que yo estaba haciendo.

También demostró que la transmisión nerviosa era un proceso de «todo o nada», el tamaño de la respuesta no variaba con la intensidad del estímulo. Mejoró la electroencefalografía y la investigación sobre las ondas cerebrales, avanzando el conocimiento sobre la epilepsia. Dedicó la última etapa de su vida al estudio de la olfación.

Compartió el premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1934 con Charles Sherrington «por sus descubrimientos sobre la función de las neuronas».

Autor: José R. Alonso

Neurobiólogo. Catedrático de la Universidad de Salamanca. Escritor.

Salir de la versión móvil