galls-head (1)Los frenólogos creían que la corteza cerebral tenía decenas de áreas específicas -27 describió Gall- para funciones determinadas como el gusto por la música, la generosidad o el amor materno por poner algunos ejemplos, y que su desarrollo superior o inferior a la media se podía detectar en la superficie del cráneo como bultos o zonas planas. De esta manera, palpando las cabezas de los vivos o estudiando las calaveras de los muertos se podía conocer la personalidad de la persona, para qué tenía especiales aptitudes y conocer sus fortalezas y debilidades aún sin haber hablado nunca con él. Para identificar esos«órganos cerebrales» el sistema era curioso: buscar las cabezas de personalidades extremas: grandes genios o feroces criminales y ver qué había de particular en su superficie craneal. Aunque tuvo numerosos seguidores y un fuerte impacto, la Frenología fue también desde el primer momento objeto de las burlas y el descrédito, particularmente entre las personas con ciertos conocimientos científicos. Años después hemos sabido que hay muchas funciones localizadas específicamente en áreas cerebrales corticales pero ni en el lugar ni con la función asignada por los frenólogos.

hommedia-red

El grabado, titulado Calves’ Heads and Brains, or A Phrenological Lecture (Las cabezas y cerebros de Calves, o una conferencia frenológica) muestra a un frenólogo dando una charla en una sala llena de público y donde aparecen diferentes objetos incluyendo bustos de escayola, libros, cráneos e imágenes. El conferenciante puede ser George Combe (1788-1858) un frenólogo de Edimburgo que publicó Elements of Phrenology en 1824. La segunda edición de este libro fue duramente criticada en el Edinburgh Review, de septiembre de 1826, el año en que se realizó este grabado.

El grabado representa al ponente, de forma cómica, con la cabeza plagada de bultos y con la peluca en la mano, quizá para que se vean mejor. Algunas de las personas en la audiencia están examinando la superficie de sus propias cabezas o una calavera y algunos muestran una expresión satisfecha y otros su indignación. La mesa sostiene uno de los famosos bustos frenológicos donde se recoge la división de la corteza en los distintos órganos cerebrales y en la pared hay un cartel de propaganda de sombreros frenológicos, patentados y adaptados para cualquier protuberancia de la cabeza. El típico negocio que sigue existiendo en la actualidad con todas las supercherías de los charlatanes.

El grabado está plagado de bromas y pullas a los frenólogos. Los bustos y carteles de la parte superior llevan las etiquetas de gazing capacity (capacidad de mirar fijamente), slyness (taimado), pride (orgullo), sleepness (adormecimiento), abstraction (abstracción), suspicion (sospecha), y prying (fisgón) haciendo quizá referencia por un lado a los rasgos de la personalidad que los frenólogos afirmaban poder identificar en las cabezas y, por otro, a las impresiones que los frenólogos y sus conferencias causaban entre los escépticos.

La vasija en la estantería lleva el nombre de Gall (1758-1828), el principal impulsor de la Frenología, y hay también un busto con su nombre apoyado en el suelo delante de la mesa. Gall dio conferencias en Londres en 1823 con el revuelo acostumbrado. Otro de los bustos en el suelo, abajo a la izquierda, lleva el nombre de Johan Gaspar Spurzheim (1776-1832), su principal discípulo. Hay también referencias a grandes literatos como Shakespeare o Walter Scott (bustos) o a famosos filósofos como Aristóteles (uno de los libros) y también a algunas de las supercherías históricas como libros titulados: Cómo hacer oro o La piedra filosofal.

El pie del grabado recoge la conclusión final del conferenciante donde indica que vista la«propensión a la locuacidad» y a«tragarse todo», el «órgano de la fe implícita a pesar de las abundantes contradicciones está muy bien desarrollado en la audiencia».

En la esquina inferior derecha aparecen los supuestos nombres del dibujante J. Lump y del grabador L. Bump, pero es una broma más del grabado. Lump y bump significan bulto, las famosas estructuras de los frenólogos. Además, «lump» significa también «idiota». En realidad el grabado se ha atribuido a Henry Thomas Alken (1785-1851), un dibujante de comienzos del siglo XIX famoso por sus ilustraciones sobre otra actividad desarrollada en la época y que sí ha llegado a nuestros días: los deportes.

 

Para leer más:

  • http://jralonso.es/2011/09/08/el-organo-cerebral-de-la-avaricia/

Procedencia de la imagen:

Alken, Henry Thomas, 1784-1851, “Calves’ Heads and Brains, or A Phrenological Lecture,” Center for the History of Medicine: OnView, accessed August 15, 2015, http://collections.countway.harvard.edu/onview/items/show/6158.

Información sobre uso en chm@hms.harvard.edu