220px-DriveOnLeftLasseterHighway-redLa regla de la carretera determina por qué lado del camino se debe transitar. El motivo es mejorar la fluidez del tráfico en las vías bidireccionales y evitar colisiones frontales. Conducir por la derecha es la regla en 161 países donde vive el 65% de la población mundial y se recorre el 90% de los kilómetros transitados. Por su parte, en 75 países, con el 35% de los habitantes del planeta y tan solo el 10% de las distancias recorridas se conduce por la izquierda. Curiosamente, los países que conducen por la derecha son muy mayoritarios en las masas continentales mientras que la mayoría de los países donde se conduce por la izquierda son isleños (Inglaterra, Irlanda, Malta, Chipre, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Isla Mauricio…).

940px-Countries_driving_on_the_left_or_right.svg

Rojo: Países que conducen por la derecha. Azul: Países que conducen por la izquierda. Fuente: Benjamin D. Esham/Wikipedia.

La mayoría de los países donde se conduce por la derecha tienen coches con el volante a la izquierda y viceversa. La razón es que el conductor tenga una visión lo más despejada posible antes de hacer una maniobra peligrosa como un adelantamiento. Hay sin embargo algunos países (islas caribeñas, sobre todo) donde se conduce por la izquierda pero tienen volantes a la izquierda y algunos países como Afganistáno Birmania y regiones como  el este de Siberia donde se conduce por la derecha pero los coches tienen el volante a la derecha. El motivo principal suele ser la facilidad de importar automóviles como en el último caso donde se llevan desde Japón. Además, algunos países permiten excepciones para vehículos singulares. Así en los Estados Unidos, donde se conduce por la derecha, los carteros y los vehículos de reparto tienen el volante a la derecha para que el repartidor pueda descender frecuentemente de la furgoneta con rapidez y seguridad.

La influencia de Gran Bretaña y su imperio colonial es patente y así conducen por la izquierda en la India, Pakistán, Sudáfrica, Malasia, Singapur, Bahamas o Sri Lanka (pero no en otras antiguas colonias como Canadá, Gambia, Ghana, Nigeria, Sierra Leona, Kuwait, Emiratos Árabes o los propios Estados Unidos). Las descolonizaciones recientes también se notan y así, mientras que en China se conduce por la derecha en la antigua colonia de Hong Kong todavía se conduce por la izquierda (en Gibraltar, por otro lado, se conduce por la derecha).

Hay algún estudio de que en los países que conducen por la izquierda hay menos colisiones. Puede deberse a que recorren menos distancias pero también a que el ojo dominante —el derecho, normalmente— en esos países es el que más controla el tráfico en sentido opuesto y el retrovisor de fuera. Si eso fuese cierto, los que conducimos por la derecha tendríamos una mayor facilidad para evitar coches detenidos en el arcén, animales que saltaran bruscamente y peatones suicidas que detectaríamos con rapidez con nuestro ojo derecho.

La evidencia más antigua que tenemos es que históricamente se conducía por la izquierda. Un denario romano (una moneda de plata) del 50 a.C-50 d-C. muestra dos jinetes que se cruzan rozándose con sus hombros derechos. En 1998 los arqueólogos encontraron un camino bien preservado que iba a una cantera romana cerca de Swindon en Inglaterra. Las huellas de las carretas eran más profundas en el lado izquierdo mirando desde la cantera. Por eso se pensó que cuando salían cargadas de piedras, y por tanto mucho más pesadas, circulaban por el lado izquierdo y lo mismo harían cuando se acercasen vacías a la cantera. Sabemos también que los ejércitos egipcios, griegos y romanos iban por la izquierda. Si tenían un encuentro con un grupo enemigo se echarían a ese lado del camino y los soldados se defenderían más fácilmente con las armas en sus brazos derechos. Los emperadores romanos y luego los papas dieron instrucciones de que se circulara por la izquierda para evitar la congestión del tráfico en la Ciudad Eterna. Los caballeros que cabalgaban en la Edad Media y Moderna también lo harían por el lado izquierdo para llevar las riendas con la mano izquierda y tener la mano derecha libre para saludar a un encuentro o usar un arma.

Aunque hay quien lo considera una leyenda, y ya hay normativa previa de la época de la Revolución se dice que fue Napoleón el que ordenó cambiar a la derecha. Por un lado, dificultaba que cuando dos regimientos se cruzasen, los soldados se golpeasen unos a otros al pasar —algo que debía ser una diversión frecuente, dar una bofetada y ver que el avance de la columna impedía que te la devolvieran— y por otro lado, sus enemigos jurados, los ingleses, estaban acostumbrados a ir por la izquierda y eso les dificultaría los movimientos por el continente. Los países aliados u ocupados por Napoleón como Italia, Polonia, Alemania, Holanda y España adoptaron la circulación por la derecha. Otros incluyendo Suecia, Portugal, el Imperio Austrohúngaro y Bélgica siguieron por la izquierda. Finlandia en 1858 cambió a la derecha, en 1899, Bélgica adoptó la misma regla y Portugal lo hizo en 1928 (Brasil lo hizo al mismo tiempo). Mussolini lo implantó en Italia y en España, porque somos así, en cada lugar se hacía de una manera. En Barcelona se conducía por la derecha y en Madrid por la izquierda (Madrid cambió de carril el 1 de octubre de 1924). No fuimos los últimos, Gambia cambió en 1965, pocos meses después de su independencia, Suecia en 1967 e Islandia en 1968. Otros países europeos cambiaron a conducir por la derecha durante la ocupación alemana en la II Guerra Mundial. Fue el caso de Austria, Hungría y la entonces Checoslovaquia.

En América al principio las colonias españolas, portuguesas e inglesas conducían por la izquierda y las francesas por la derecha. La influencia de Estados Unidos se fue convirtiendo en determinante. En la planificación de la carretera panamericana que iría desde Alaska a Tierra de Fuego se decidió que se condujera por la derecha en todo su trayecto. Panamá se cambió a la derecha en 1943 y Argentina, Paraguay y Uruguay y otros países latinoamericanos lo hicieron en 1945. E Honduras británica (ahora llamado Belice) lo hizo en 1961. En Asia,  China y Filipinas lo hicieron en 1946 y Birmania —ahora Myanmar— lo hizo en 1970. Esta última decisión de conducir por la derecha en un país donde los coches tienen volante a la derecha fue tomada por el general Ne Win, primer ministro de 1958 a 1960 y de 1962 a 1974 y jefe de estado de 1962 a 1981. Hay dos teorías al respecto: una es que el astrólogo de la esposa del general dijo que al país le iría mejor conduciendo por la derecha. La segunda es que el General tuvo un sueño donde tuvo la premonición de que el país debía cambiar el sentido del tráfico. Como vemos, no todas las decisiones tienen un fundamento científico.

Un mapa con más información:

1280px-Driving_standards_historic

Leyenda

  • Rojo oscuro: Conducen por la derecha
  • Rojo claro: Conducen por la derecha pero en el pasado condujeron por la izquierda
  • Violeta: Conducen por la derecha pero en el pasado tenían diferentes reglas de circulación según la localidad.
  • Azul oscuro: Conducen por la izquierda
  • Azul claro: Conducen por la izquierda pero en el pasado condujeron por la derecha.
  • Violeta: Conducen por la derecha pero en el pasado tenían diferentes reglas de circulación según la localidad.

 

Para leer más: