detalleEuropa Regina es el nombre de un mapa publicado por Johannes Putsch (Bucius) en París en 1537. El cartógrafo convierte al continente en la figura de una reina y lo titula «Carte de l’Europe en forme de femme couronnée». Es lo que se llama un mapa geomorfológico.

El mapa apareció en varios atlas del siglo XVI y una versión posterior, más simplificada, fue realizada por Sebastian Münster y alcanzó una difusión mucho mayor (es la que aquí incluyo). Se publicó en las seis ediciones realizadas de Cosmographia, de 1580 a 1628, e iba acompañada de un capítulo titulado Wie man sich in der Tafeln Europa üben soll (cómo practicar estudiando los mapas de Europa) y otro capítulo explicando en detalle cómo ir desde Basilea a España. Hay una tercera versión publicada en el Itinerarium Sacrae Spripturae de Heinrich Bünting publicado a finales del siglo XVI.

mapa-red

Europa se muestra como una mujer joven y su cabeza –que corresponde a la península ibérica— está cubierta con la corona carolingia en forma de cesta. La parte superior del cuerpo es Francia y el Sacro Imperio Romano, con Bohemia en su corazón. Las largas faldas del vestido alojan a Hungría, Polonia, Lituania, Letonia, Bulgaria, Moscovia, Albania y Grecia. El brazo izquierdo, correspondiente a Dinamarca, sujeta un cetro mientras que el derecho, Italia, sostiene un orbe —el otro símbolo de la dignidad imperial— en la posición de Sicilia. Las islas o no están representadas o tienen unos contornos muy esquemáticos como las islas británicas.

Es todo un cambio en la historia de la cartografía, pues en la Edad Media casi todos los mapas mostraban un esquema de los tres continentes conocidos en la civilización occidental, Europa, África y Asia, con el centro en Jerusalén. Ahora al comienzo de la Edad Moderna se hace un mapa para un único continente. Es también un ejemplo de la relación con el poder, un mensaje político. El mapa se dota de un contenido metafórico para transmitir valores, símbolos, en este caso el poder de la casa de Habsburgo y su legitimación como emperadores, los herederos de Carlomagno.

Cuando se imprime el mapa, la familia Habsburgo ha conseguido reunir, bajo el cetro de Carlos I de España y V de Alemania sus dominios tradicionales en el centro de Europa con la herencia de los Reyes Católicos en el sur. Los dos principales órganos, el corazón y la cabeza, son ahora y según este mapa Habsburgos. Johannes Putsch, el creador del mapa, era de Bohemia y es posible que colocara a su propia patria en el centro de la imagen, convirtiéndola en ese corazón de Europa y en el punto donde el eje oeste-este y el eje norte-sur se cruzan. El mapa asimila Europa con los Habsburgo con el Imperio, y el continente sujeta en sus dos brazos los dos señas del Sacro Imperio Romano, el cetro y el globo terráqueo. Hay quien dice que el rostro de Europa se parece a Isabel de Portugal, la esposa siempre amada del emperador Carlos. Por otro lado, como en retratos de parejas, Europa Regina mira hacia su derecha y también sujeta el orbe con la mano derecha, como ofreciéndolo a su esposo imaginario, el emperador.

Además de la relación evidente entre la casa Habsburgo, el imperio y Europa hay otras posibles lecturas.

  • Una interpretación de plantear a Europa como Reina es definirla como el continente dominante, la tierra de la Cristiandad, el poder superior en el mundo que planta cara a los herejes ingleses y a la amenaza otomana.
  • Una tercera alegoría es la identificación de Europa y el paraíso. Los mapas del paraíso existentes en ese momento muestran al paraíso como un territorio cerrado rodeado de agua. Europa Regina está también rodeada por mares y ríos. Además, el trazado del Danubio muestra un curso que hace recordar al río bíblico que atraviesa el paraíso con un estuario formado por cuatro brazos.
  • Una cuarta alegoría hace referencia al personaje mitológico de Europa, la muchacha fenicia que fue secuestrada por Zeus disfrazado de toro blanco y llevada sobre su lomo saltando sobre el agua (el Bósforo) a esa nueva tierra.

 

 

Para leer más:

Hoenselaars AJ (1994) Reclamations of Shakespeare. Rodopi, Amsterdam.