crimenes2

Ferdinand von Schirach
Ed. Salamandra
2011
192 páginas
ISBN:978-84-9838-389-8
Traducción: Juan de Sola
15,50 euros

 

He leído esta colección de relatos cortos como el que saborea un plato de cerezas: degustando cada una de las historias y dejando que estallen en mis ojos, en mi nariz, en mi boca. Rojas y dulces como la sangre. Cuando he terminado de leer el libro, he vuelto a leerlo. No es algo común, casi nunca lo hago, cada vez son más los libros que ni siquiera acabo. Y con éste, ahora que ya sé cómo termina cada historia, cada crimen, quiero disfrutar de la escritura, de la palabra bien elegida, de quien hace literatura como si fuera un atestado: palabras, las justas, lírica, ninguna, los adjetivos como los golpes de martillo del juez. Von Schirach es un jurista alemán. También decían que Cervantes era recaudador de impuestos. Habla de los crímenes como un entomólogo pero siempre hay un aleteo de alma en cada historia, un rastro de humanidad. Un cuento es como un reloj, tiene un número limitado de piezas y debe funcionar. Algunas son mas grandes y otras más pequeñas pero deben estar engranadas y deben latir. Un reloj que no funciona no es un reloj, es un objeto absurdo. Los cuentos de Von Schirach tienen un tic-tac suave e implacable, nos inquietan y nos tensan pero nos hacen desear saber escribir como el autor.  El que sea su primer libro es motivo suficiente para odiarle por haber publicado tantas páginas y no haber aprendido todavía a escribir así. No se lo pierda, mi mejor lectura en lo que va de año.