La crisis económica esta afectando a la investigación pero en menor medida de lo pensado inicialmente. Un documento de la Unión Europea  que se publica cada año Investment Scoreboard estudia la inversión en I+D de 1.000 empresas europeas y otras 1.000 de fuera de Europa. El gasto en I+D de los principales inversores cayó un 1.9% en el 2009. Esto ponia fin a cuatro años de crecimiento continuado pero ya que las 1.400 empresas analizadas en el estudio vieron que sus ventas cayeron un 10,1% y sus beneficios un 21,0%, parece que el compromiso con la I+D no ha decaído. La inversión en Estados Unidos cayó un 5,1% frente al 2,6% de los europeos, pero la Comisaria de Investigación,  Máire Geoghegan-Quinn ha utilizado los datos de este documento para animar a los estados miembros a que apoyen las propuestas recogidas en la propuesta  “Unión  de la Innovación. ”

La Comisaria avisó que estábamos quedándonos detrás de las compañías norteamericanas en temas como software y biotecnología y el aumento de la inversión en Asia lo interpretó como que Europa se entrentaba a una “emergencia en innovación” y pidió una “revolución en las colaboraciones” que implicara al sector público y al privado. Para ello se crearán European Innovation Partnerships,gran reto, con objetivos concretos y dirigidas por un consejo que está presidido por uno o más comisarios de la Unión y con la participación de ministros de varias naciones, empresarios y académicos. Junto a la generación y producción de nuevos artículos y servicios, las EIPs podran actuar sobre la legislación, eliminando barreras regulatorias y facilitando el acceso a los mercados.

Estudiando el esfuerzo inversor privado en I+D, solo hay tres compañías de la Unión entre las diez primeras, pero otras dos son también europeas (Roche y Novartis, de Suiza) Japón y Corea del Sur tienen una compañía cada uno en esos diez primeros y Estados Unidos tiene tres. Solo 16 de las 50 primreas empresas líderes en inversión en I+D son de la Unión Europea.

La primera empresa inversora de España en I+D (puesto 31) es sorprendentemente un banco, el Banco Santander, con un gasto en I+D el año fiscal 2009 de 856,17 millones de euros. Aun es más sorprendente, valorando la coyuntura actual, haya aumentado su inversión del 2008 al 2009 en un 17,9%. Un mensaje de una compañía que quiere mantener y acrecentar su liderazgo a nivel mundial. Un ejemplo para todas las empresas de nuestro país.