Cercenaron mi tronco
mis ramas
mis racimos
pero aún está intacta
la raíz
y volveré de nuevo
en todo mi esplendor
a cobijar al viento
en mi follaje
a bailar con el viento
como antaño
que me sacuda el viento
y yo no sepa
si su gozo
es más gozo
o es el mío.
Volveré
volveré
mi viento amigo
y otra vez viviremos
ese vértigo-vuelo
en el que fuimos dioses
por un mágico instante
y se quedó esculpido
para siempre
en el cosmos.

Claribel Alegría